05 de diciembre de 2022

Feijóo a su llegada al Senado

Feijóo a su llegada al SenadoEFE

Sesión de control en el Senado

Feijóo se ve presidente: «La próxima vez que nos veamos en el Congreso será en mi investidura»

El líder del PP ha afirmado que Sánchez ha supuesto la «pesadilla más grande que ha vivido España». El presidente no ha contestado a ninguna de las preguntas formuladas por Feijóo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, se han enfrentado este martes en su cuarto cara a cara en la sesión del control celebrada en el Senado. Ambos líderes han mostrado un tono bronco en el que el líder popular ha llegado a afirmar que la próxima vez que se vean en el Congreso de los Diputados será en su «debate de investidura».
«En tan solo quince días, España se ha enterado de que usted y su ministro de Interior nos ha mentido. El BCE ha desacreditado sus impuestos a la banca, Iglesias ha vuelto a insultar a su sucesora por no arropar a una ministra y han llamado fachas a los jueces». De esta manera Feijóo marcaba el comienzo de su intervención en la que ha atacado la gestión del Gobierno, sus relaciones con los socios y las consecuencias de estas haciendo mención de manera repetida a los perjuicios que supone para el conjunto de los españoles. El presidente del PP ha recordado que Sánchez ha negociado «con aquellos que amenazan con la unidad territorial» en relación a las cesiones del Ejecutivo central con los partidos independentistas y también acerca de los problemas derivados de la aplicación de la denominada como ley del 'solo sí es sí': «Mientras hablamos están excarcelando a violadores», ha apuntalado.
Durante su turno, el presidente del Gobierno ha afeado a Feijóo su falta de «moderación» y su falta de «autonomía» en relación a las voces que apuntan a una supuesta influencia de los barones del PP sobre su estrategia política.
Además, el líder del Ejecutivo ha criticado a Feijóo por su defensa de las mujeres después de que, según su criterio, la «derecha no se ha preocupado lo más mínimo» de ellas. «Vienen a darnos lecciones de constitucionalismo cuando llevan cuatro años incumpliendo la Constitución», ha mencionado Sánchez en referencia a la ruptura de negociaciones del CGPJ.
Por otro lado, el líder de la oposición ha recalcado que no formará parte de ninguna moción de censura. «La moción de censura se hará el 28 de mayo en todos los ayuntamientos de España para empezar a pasar página de la pesadilla más grande que ha vivido España gracias a usted», ha añadido.

Permanecer en La Moncloa

El presidente del Partido Popular ha afeado a Sánchez que dirija sus políticas a asegurar su permanencia como presidente del Gobierno: «El verdadero problema es que para estar unos meses más en La Moncloa está arrastrando a toda la Nación. No hay institución, organismo, o política de Estado que no se hayan impregnado de un barniz de indignidad. Y están generando un clima irrespirable en España», le ha espetado.
«Nosotros no pactamos presupuestos por presos ni por la unidad territorial de nuestro país», ha señalado Feijóo lamentando que Sánchez se presentase como «adalid de la limpieza democrática» y dijera que iba a gobernar para luchar contra la corrupción, y lo que ha hecho ha sido «intentar corromper las instituciones y ponerlas a su servicio y el de sus socios, sacando de la cárcel a los condenados por el Tribunal Supremo».

Preguntas sin respuesta

A pesar de la insistencia del líder del PP, Sánchez ha evitado responder acerca de las rebajas de las penas por sedición y los problemas acontecidos por la aplicación del 'solo sí es sí'.
El presidente del Gobierno ha preferido atacar a la oposición y evitar hacer autocrítica o dar explicación de las aprobaciones a pesar de encontrarse en una sesión de control en la Cámara Alta cuyo objetivo es, precisamente, ese.
Comentarios
tracking