08 de febrero de 2023

Días antes de que este trabajador acudiera a la Policía Nacional, el hoy secretario general del PSOE de Ceuta, Juan Gutiérrez, aseguró en un medio de comunicación local que su partido “no entra en campañas personales y mucho menos con un asunto tan delicado como es el referente a los menores”. Gutiérrez se refirió a la trama falsa de tocamientos como “guarradas, acciones sucias y barriobajeras” pero evitó referirse a Antonia Palomo, ex secretaria general de los socialistas ceutíes y jefa del Área de Menores de la ciudad autónoma.

Juan Gutiérrez, secretario genera de los socialistas de Ceuta, junto a Félix BolañosPSOE

Investigación | La presunta trama ceutí

El PSOE de Ceuta, en el punto de mira de una trama falsa para acusar a un exconsejero del PP de tocamientos a 'menas'

Los menores eran premiados con un traslado a la península si accedían a colaborar y sancionados si se negaban a poner las denuncias falsas, según la denuncia de un trabajador del centro de menores

El Juzgado de Instrucción número 2 de Ceuta investiga el origen de una presunta trama falsa para acusar a Javier Guerrero, exconsejero de Sanidad del PP, de tocamientos a menores de edad extranjeros no acompañados (MENAS). Antonia Palomo, jefa del Área de Menores de la ciudad autónoma y exsecretaria general del PSOE ceutí, está en el punto de mira por este asunto. El Debate revela hoy en exclusiva un atestado policial donde figura que los menores eran premiados si accedían a colaborar y sancionados si se negaban a poner las denuncias falsas.
Guerrero, médico de profesión, fue consejero de Sanidad en el Gobierno del PP de Juan Vivas entre 2019 y 2020. Tras dejar el cargo volvió a su trabajo como jefe del Servicio Digestivo del Hospital Universitario de Ceuta. El pasado mes de mayo anunció que se presentaba en solitario a las próximas elecciones autonómicas y municipales. Desde entonces ha denunciado en reiteradas ocasiones ser objeto de una campaña de acoso con acusaciones falsas.
El pasado 30 de septiembre, un trabajador de un centro de menores de Ceuta acudió a la Policía Nacional para denunciar que varios menores le habían comunicado que el director del centro de tutelados La Esperanza, Julio Manuel Rodríguez Mateo, les estaba dando consignas para que denunciaran falsamente a Guerrero alegando que, cuando les examinaba facultativamente, «realizaba tocamientos de carácter libidinoso, sicalíptico y se mostraba demasiado cariñoso».
Atestado policial (I)

Atestado policial (I)El Debate

La presencia de Guerrero en los centros de menores de Ceuta se debía al ejercicio de su cargo como alto médico del hospital de la ciudad autónoma. Las consultas que el exconsejero del PP pasaba a los menores se llevaban a cabo en una sala con la puerta abierta y siempre había, al menos, dos testigos: un monitor del centro y un vigilante de seguridad.
Rodríguez Mateo, director de La Esperanza, depende orgánicamente de Palomo, jefa del Área de Menores de Ceuta y exsecretaria general del PSOE ceutí. Este periódico se ha puesto en contacto con uno de los denunciantes principales que asegura que el objetivo de esta trama es trazar una estrategia para que la Fiscalía inhabilite de manera cautelar la candidatura a las elecciones municipales de Guerrero, comicios a los que se presenta con un partido propio, y así no pueda quitarle votos al PSOE. «Su popularidad es alta, su voto es transversal, ni de derechas ni de izquierdas, y el PSOE tiene miedo de que le quite votos», remarca.

Una estrategia de destrucción

El denunciante, al escuchar el testimonio de los menas, se citó con otro trabajador del centro de menores para contrastar los hechos. La pregunta exacta que le realizó, según figura en el atestado policial, fue «si en algún momento vio algún comportamiento execrable o cuestionable por parte de Guerrero». Este trabajador respondió que no y que las acusaciones falsas se correspondían a difamaciones que formaban parte de «una estrategia de destrucción de su persona, de su honra, de carácter político, institucional». De nuevo apuntaba a Rodríguez Mateo, director de La Esperanza, como uno de los ejecutores de la trama.
Atestado policial (III)

Atestado policial (II)El Debate

Este trabajador denuncia que los menores le comunicaron que el director del centro amenazaba a los menas asegurando que si no propagaban estas consignas «en la forma y manera indicadas serían privados de una serie de ventajas y contrapartidas». De no cumplir con las imposiciones «serían sancionados de forma discrecional y fuera de todo reglamento», según el atestado policial. En cambio, si decidían colaborar eran trasladados como premio a centros de menores ubicados en la península ibérica.
El traslado es uno de los reclamos más solicitados por parte de los menores. Rodríguez Mateo es el responsable de elaborar las listas de estas mudanzas, que definitivamente aprueba Palomo, su jefa directa. El denunciante explicó a la Policía que el director del centro de menores ejercía presión sobre los menas con «un rol de influencia factible» aprovechando su delicada situación personal.
Otra de las tácticas usadas para desprestigiar a Guerrero, según este trabajador, es la difusión de las denuncias falsas de comunicación locales. De esta manera, se dañaba la imagen de Guerrero a poco tiempo de las elecciones. En efecto, un medio de comunicación de la ciudad autónoma publicó diversas publicaciones en esta dirección.

Miedo a las represalias

Este trabajador explicó a la Policía que todas estas manifestaciones las había recibido por parte de siete menas, cuyas identidades y números de teléfono fueron facilitadas a los investigadores. Algunas de estas personas ya han cumplido la mayoría de edad, motivo por el que no ha sido hasta ahora cuando han reconocido los hechos. «Tenían miedo a las represalias», asegura el denunciante.
Además, el denunciante facilitó a la Policía los nombres de todos los trabajadores del centro de menores que, según él, «conocen toda esta estratagema en torno a las consignas dadas a los mena para destruir la figura del doctor Guerrero». Hasta el momento, ninguno de estos citados ha sido llamado por parte de la jueza María Victoria Rodríguez Caro, que investiga los hechos.
Días antes de que este trabajador acudiera a la Policía Nacional, el hoy secretario general del PSOE de Ceuta, Juan Gutiérrez, aseguró que su partido «no entra en campañas personales y mucho menos con un asunto tan delicado como es el referente a los menores». Gutiérrez se refirió a la trama falsa de tocamientos como «guarradas, acciones sucias y barriobajeras» pero evitó referirse a Antonia Palomo, exsecretaria general de los socialistas ceutíes y actualmente máxima responsable del Área de Menores de la ciudad autónoma.
El Debate se ha puesto en contacto con Guerrero, que ha preferido no hacer ninguna declaración sobre el asunto al estar bajo investigación judicial.
Comentarios
tracking