Fundado en 1910

23 de abril de 2024

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, durante un mitin

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, durante un mitinEuropa Press

Sumar se agrieta

Podemos se acoraza frente al ninguneo de Díaz: restringirá las coaliciones y prohibirá la doble militancia

Los 'morados' se protegen de cara al futuro una vez constatado el fracaso de su alianza con la vicepresidenta segunda del Gobierno

Menos de dos meses después de que se celebraran las elecciones generales del 23-J, en Podemos ya consideran un fracaso su coalición con Yolanda Díaz. La disolución de su marca dentro de la amalgama de 15 siglas integradas en Sumar, la plataforma de la vicepresidenta segunda del Gobierno, lejos de darle alas a un partido en horas bajas después de la polémica aprobación de la ley del 'solo sí es sí' ha supuesto una pérdida de peso político de calado.
Los 'morados' han visto cómo el nombramiento de Díaz como sucesora de Pablo Iglesias como referente del espacio del ala podemita dentro de la coalición encabezada por Pedro Sánchez ha sido un error y que la también ministra de Trabajo se ha dedicado en estas semanas a relegar cada vez más a Podemos a un segundo plano. El panorama es desolador para el partido que vino a tomar los cielos por asalto: sin portavocías parlamentarias, sin más que una representante en la dirección parlamentaria del grupo y con un posible casillero de ministerios a cero para cuando se constituya un nuevo Ejecutivo de coalición.
Ante esta tesitura, los 'morados' han movido ficha y ya esbozan un plan para fijar unos objetivos que les permitan acorazarse y recuperar el poder perdido y tratar de volver a ser la marca hegemónica de esa izquierda que trata de corregir los planteamientos más moderados del PSOE en futuros gobiernos. Y este plan pasa por restringir las coaliciones y prohibir la doble militancia, en un blindaje contra posibles fugas de cargos, como se han dado hacia Sumar, con casos como los de Nacho Álvarez o Alejandra Jacinto, quienes han cambiado el morado por el fucsia.
Este sábado los 'morados' celebraron un acto en Madrid para trazar esa nueva hoja de ruta. Una vez fijado el punto de partida, Podemos escuchará a su militancia para «rediseñar» esos objetivos, que se someterán a votación una vez incluidas las modificaciones propuestas por las bases al documento «La fuerza para seguir transformando», aprobado ya por el Consejo Ciudadano Estatal, la cúpula del partido.
La secretaria de Acción Institucional del partido, María Teresa Pérez, admitió este lunes que los objetivos buscados al aliarse con la líder de Sumar «no se han visto cumplidos» y que los 'morados' de aquí en adelante solamente aceptarán integrarse en coaliciones electorales con unas listas que se decidan con primarias y sin vetos, en clara referencia a las papeletas impuestas por Díaz para los comicios del 23 de julio, en las que excluyó a la ministra de Igualdad, Irene Montero, o al ya exsecretario de Acción de Gobierno, Institucional y Programa de Podemos, Pablo Echenique.
Este viraje que pretende dar el partido de izquierdas se produce, además, en paralelo al intento de refuerzo ideológico de Sumar. La coalición de Díaz celebrará este sábado un encuentro con el fin de «actualizar» su ideario político. Para ello se reunirán los coordinadores de la quincena de formaciones políticas que integran la plataforma, incluida Podemos.
Comentarios
tracking