Fundado en 1910

23 de julio de 2024

Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez

Begoña Gómez, mujer de Pedro SánchezEP

Investigación

Un peritaje en poder del juez Peinado sostiene que Begoña Gómez manipuló registros informáticos para desvincularse de Inmark

El magistrado Juan Carlos Peinado, titular del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid, tiene en su poder el resultado de un peritaje que sostiene que Begoña Gómez, mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, manipuló registros informáticos para borrar su rastro con la consultora Inmark. El nexo entre la mujer de Sánchez y esta compañía es clave ya que, siendo ella accionista de la consultora, cuatro ministerios le adjudicaron contratos por valor de 138.000 euros. Gómez pidió aplazar la semana pasada su declaración al tener conocimiento de que el juez conocía que tenía intereses económicos dentro de la consultora.

La conclusión del peritaje, a la que ha tenido acceso El Debate, forma parte de la ampliación de la querella que interpuso Hazte Oír contra Begoña Gómez. En ese documento, se explica al magistrado que la mujer de Sánchez registró a Inmark como cliente dentro de la Plataforma TSC, el software que desarrolló con fondos públicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) el 11 de noviembre de 2023. En el apartado donde figura la persona de contacto con la empresa, Gómez fijó su correo oficial de la Complutense. La relación entre la mujer de Sánchez y la consultora es clave para la acusación, que sostiene que esta es la prueba que acredita que sigue habiendo una relación empresarial entre ellos.

Begoña Gómez inscribió a Inmark dentro de la plataforma de la UCM

Begoña Gómez inscribió a Inmark dentro de la plataforma de la UCMEl Debate

En el momento en que el juez comenzó a indagar en ese vínculo, Gómez, tal y como figura en el peritaje, accedió al software bajo el nombre de «María Fernández» (su primer nombre y su segundo apellido) y borró el nombre de la consultora del sistema. Sustituyó la palabra «Inmark» por el término «Rima». Sin embargo, olvidó modificar el CIF de la compañía, que continúa siendo A-78395969, perteneciente a Inmark Europa SA. Esta modificación se llevó a cabo después del 5 de julio, justo cuando el magistrado dictó el auto donde acordó citar a declarar a la mujer de Sánchez por tráfico de influencias y corrupción en los negocios.

Inmark figura en seis ocasiones dentro del software de la Complutense. En todos los casos la consultora fue registrada por Begoña Gómez, que usó hasta cuatro direcciones distintas de la UCM para hacerlo. Los tres primeros proyectos llevan por nombre «Reciclar los envases», «Proyecto contra el edadismo» y «Reducir el consumo de energía» y registró que se llevarían a cabo en Barcelona. Un mes después, el 29 de noviembre de 2023, inscribió el cuarto, denominado «Recoger teléfonos viejos y entregarlos en un punto limpio para reducir sus residuos», que se iba a llevar a cabo en Madrid.

Begoña Gómez modificó la ficha de Inmark pero olvidó cambiar el CIF

Begoña Gómez modificó la ficha de Inmark pero olvidó cambiar el CIFEl Debate

Al quinto, registrado el pasado 8 de enero, le puso por nombre «Igualdad en el deporte», ubicado en Granada. El sexto y último, que se iba a llevar a cabo en Albacete, llevaba en el encabezado el título de «Dar formación senior para parados de larga duración y promover al personal interno con más de 45 años». El Debate se ha puesto en contacto con la consultora para conocer si Begoña Gómez ha regresado a la compañía para prestar nuevamente servicios profesionales pero la empresa no ha hecho ninguna declaración.

El paquete de acciones

Begoña Gómez fue accionista de Inmark hasta junio de 2022. Desde que llegó a La Moncloa hasta que se deshizo del paquete de acciones, el Gobierno adjudicó en contratos a la consultora 138.688,63 euros. Estos pagos se llevaron a cabo desde los ministerios de Economía, Transportes, Industria y Empleo. Cuando este periódico hizo públicos los expedientes de contratación, el CEO de la consultora, Manuel López, negó haber recibido ningún trato de favor por su relación con la mujer de Sánchez pero reconoció que durante el procedimiento de adjudicación Gómez mantenía intereses económicos en la compañía.

A día de hoy, la mujer de Sánchez está de excedencia y desde Inmark aún se le guarda la plaza. El propio Sánchez también trabajó en la consultora durante su etapa como portavoz adjunto en la Comisión de Política Territorial y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Comisión Mixta de Asuntos Europeos en 2010. «Fue un empleado durante unos meses en un proyecto que tuvimos de la Comisión Europea», sostiene el CEO de Inmark. La consultora, que se encuentra en la actualidad «inactiva por extinción», fue el lugar donde la mujer de Sánchez desarrolló durante casi dos décadas su labor profesional.

En teoría, cuando vendió sus acciones hace dos años se desvinculó de la empresa. Sin embargo, la relación que ahora ella misma ha hecho constar en el software de la Complutense ha provocado que afloren nuevos lazos con Inmark. Está previsto que Su Señoría le pregunte por sus vínculo con la empresa el próximo 19 de julio, cuando regrese a los juzgados de Plaza de Castilla para prestar declaración por «todas las actividades profesionales desde que su marido llegó a la presidencia del Gobierno», tal y como le aclaró el juez Peinado tras ella preguntar los motivos exactos por los que estaba siendo investigada.

{"type":"Email investigación"}
Comentarios
tracking