04 de octubre de 2022

Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en Cataluña

Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en CataluñaEFE

Cataluña

Miles de personas salen a la calle para defender el bilingüismo frente al rodillo independentista

Miles de personas se han manifestado este domingo en Barcelona, convocados por la plataforma Escuela de Todos, para pedir que el castellano sea lengua vehicular en el sistema educativo catalán, una marcha en la que han participado dirigentes del PP, Ciudadanos y Vox. En un ambiente cívico, los convocantes han reclamado el fin de la imposición secesionista. El rodillo que el independentismo aplica constantemente en Cataluña para imponer su doctrina. La manifestación ha reunido a 100.000 personas, según los organizadores, y casi 3.000, según la Guardia Urbana.
La cabecera de la manifestación, que portaba una pancarta con el lema «Español, lengua vehicular», ha partido del Arco de Triunfo para bajar por el paseo Lluís Companys y llegar hasta el paseo Picasso, donde hubo un acto final con la lectura de un manifiesto a la altura de Marquès de l'Argentera. También se han visto otros lemas como «Libertad de elección de lengua» o «no a la inmersión», que ha sido uno de los más extendidos. Una marcha que ha transcurrido con una banda sonora que incluía canciones de Manolo Escobar, como el ‘Viva España’, la Macarena, también han sonado temas de reggaeton o en algunos momentos se ha escuchado también el himno nacional.
Entre los líderes políticos que han asistido a la manifestación figuran la secretaria general del PP, Cuca Gamarra; la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y el presidente de Vox, Santiago Abascal. A esa misma hora, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, clausuraba la Interparlamentaria del PP en Toledo. No obstante, desde allí se ha referido a la manifestación de Barcelona, y ha aseverado que, si gobierna, va a aplicar «todas las herramientas del Estado de Derecho para conseguir la cordialidad lingüística en España, garantizar el conocimiento de las lenguas y garantizar la libertad en el conocimiento y libertad de las lenguas de España».
Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en Cataluña

Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en CataluñaEFE

También han estado presentes otros representantes políticos de ámbito autonómico, como los líderes del PPC, Alejandro Fernández; de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa; de Vox en el Parlament, Ignacio Garriga; y la líder de Valents y concejala en el Ayuntamiento de Barcelona, Eva Parera.
Muchos de los manifestantes mostraban pancartas a favor del bilingüismo en Cataluña y contra el independentismo, además de portar banderas de España, mientras marchan acompañados de un camión que avanza justo delante de la cabecera y que amenizaba el acto con música. «Ha llegado el momento de decir '¡basta!'», era el principal lema que esgrimía la plataforma Escuela de Todos en defensa del español como lengua vehicular. Muchos ciudadanos portaban banderas de España y de Cataluña, así como pancartas en las que se podía leer: «Estem farts! (¡Estamos hartos)», «¡Puentes, no muros!», o «Prohibir un hablar es prohibir un dialogar». Se respiraba un ambiente festivo, amenizado por música. En un momento dado de la manifestación, se ha escuchado el himno de España.

El manifiesto

La manifestación ha acabado en la confluencia entre el Paseo Picasso y la Avenida Marquès de la Argentera, donde se ha leído un manifiesto en el que los convocantes han hecho siete peticiones: «Que el conjunto de la sociedad española, y especialmente las fuerzas políticas, se comprometan a conseguir la vehicularidad del castellano en todo el sistema educativo; que el Gobierno «haga cumplir la Constitución en Cataluña»; »que los tribunales ordinarios y el Tribunal Constitucional amparen los derechos lingüísticos de los alumnos catalanes”; «que se ponga fin a la arrogante y permanente desobediencia a la Constitución y a las decisiones judiciales de la que hace gala el gobierno de la Generalitat»; que las instituciones europeas «reprueben» actuaciones que sean contrarias a los valores europeos; que la Generalitat cambie su política lingüística y que los ciudadanos se sientan «libres para hablar en la lengua que deseen, dentro y fuera de la escuela».
Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en Cataluña

Asistentes a la manifestación que ha tenido lugar este domingo en Barcelona para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en CataluñaEFE

Todo ello para hacer frente a la «anormalidad sin parangón» que hay en Cataluña cuando la Generalitat margina al castellano por razones «identitarias» y no «pedagógicas». Según Escuela de todos, «los nacionalistas tratan de modelar una sociedad con el catalán como única lengua de cohesión y de referencia. Además, utilizan el sistema educativo para favorecer la separación de Cataluña de España con prácticas hispanofóbicas». Y a todo ello hay que añadir, dicen, que esta práctica ha sido «tolerada» por los sucesivos gobiernos de España.
En este sentido, recuerdan que «recientemente, ha cuajado la alianza entre los nacionalistas en Cataluña y el gobierno de España para privar de herramientas jurídicas a los que defienden una escuela con el catalán y el castellano como lenguas vehiculares». Una alianza, aseguran que «repudiamos» las familias y asociaciones que llevan años defendiendo el bilingüismo en Cataluña.
Escuela de todos decía que quería una manifestación de la «sociedad civil», y así ha sido fundamentalmente. Han asistido muchas familias, entre ellas algunas de las afectadas por la eliminación del 25% de castellano, pero también han participado representantes de PP, Vox y de Ciudadanos. La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha acusado a la Generalitat de «un pisoteo de derechos lingüísticos de los catalanes con la complicidad del Gobierno de España, que lo permite y no lo impide».
El líder de Vox, Santiago Abascal (i) y el presidente del partido en Cataluña, Ignacio Garriga (d), asisten a la manifestación para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en Cataluña

El líder de Vox, Santiago Abascal (i) y el presidente del partido en Cataluña, Ignacio Garriga (d), asisten a la manifestación para reclamar que el castellano también sea lengua vehicular en CataluñaEFE

Por otro lado, el líder de Vox, Santiago Abascal ha insistido en «la aplicación de un 155 duradero» y su formación, de hecho, va a presentar una iniciativa al respecto, porque «la mafia separatista» que se ha «apoderado» de las instituciones catalanas «vulnera derechos» y se «ha declarado en rebeldía». Y todo ello, añadía, con la complicidad del Gobierno.
También ha cargado contra la pasividad del ejecutivo de Sánchez la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien ha lamentado que sean padres «héroes» los que tengan que luchar por sus derechos, mientras que el Gobierno se desentienda de sus reivindicaciones.
Comentarios
tracking