07 de julio de 2022

La periodista Cristina Seguí responde a las preguntas de El Debate

La periodista Cristina Seguí responde a las preguntas de El Debate

Entrevista a Cristina Seguí

«El registro a la Conselleria de Oltra es esencial para saber si hay más casos como el de Teresa»

La periodista Cristina Seguí, acusación popular en la querella contra Mónica Oltra, considera que el caso de la menor abusada es solo la punta del iceberg de muchos otros casos

Le han acusado de excéntrica. Ha recibido amenazas. Le han expulsado de trabajos y ruedas de prensa. Todo, por interponer una denuncia contra la ya exvicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, que el martes dimitía y hace menos de una semana resultaba imputada. El nombre detrás de esta investigación judicial no es otro que el de la periodista Cristina Seguí que, pese a todo y a la espera de conocer la fecha del juicio y posterior fallo, ha demostrado que, quizás, «si el río suena, agua lleva».
–Como acusación popular y bajo la plataforma Gobiérna-te ha sido la causante de la imputación y caída política de Mónica Oltra. ¿Cuál es la reacción?
–Es una satisfacción. Ha sido un trabajo de casi dos años en los que ha habido un alto coste personal: pérdida de trabajos, dos querellas contra mí de Oltra, señalamientos a miembros de mi familia... Pero a lo largo de todo este tiempo, no solo he investigado sobre este asunto, también he entrevistado a muchas mujeres que han sido víctimas de la administración de Oltra. Me estoy acordando de Ana María Franganillo, a quien le quitaron a su hijo y no lo vio en siete años. Todavía hoy no ha recuperado su custodia. Así que considero este caso como una oportunidad para que todos esos casos actualmente ocultos se puedan dilucidar.
–¿El registro del lunes de la Policía en la Conselleria lo ve una oportunidad para ello?
–Sí, en efecto, esto ha sido una causa secreta que se ha efectuado a petición nuestra. La solicitamos para poder dilucidar los hechos y sobre todo, para intervenir las comunicaciones entre las personas imputadas y esclarecer un punto de la investigación que Mónica Oltra ya confesó: que ella había dado la orden de abrir ese expediente parajudicial destinado a desacreditar a la víctima y proteger a su marido abusador. Un expediente que, por cierto, se le entregó a la defensa de su exmarido para salvarle de la cárcel. Así que, por supuesto, esta actuación policial es absolutamente esencial para dilucidar cuántas Teresas –la víctima de Icardi– existen. Que sepamos, hay dos niñas más que llegaron a denunciar abusos de Icardi, una de siete y otra de nueve años. Pero nada se hizo. Aclarar cuántos niños más hay afectados es una cuestión de decencia.
–¿En qué momento le llega la información y decide interponer una denuncia?
–Era mediados de marzo. Estaba en el coche de camino a Madrid, a la altura de la cementera de Buñol, y decido llamar a mi abogado, Pablo Delgado, para contarle que me había leído la sentencia de Icardi por abusos a una menor y que en ella se habla de un informe parajudicial, esto es, un informe ilegal que implica necesariamente prevaricación y malversación. Además, había observado que en dicho informe utilizado para desacreditar a la menor, salen reflejados todos sus datos personales, contraviniendo y violando la propia ley de Oltra de ayuda a las víctimas de abusos sexuales. Desde ese momento nos pusimos en marcha.
–Presentáis la denuncia el 1 de abril...
–Sí, ha sido una pelea muy ardua. Vicente Torres, magistrado del TSJ elegido por Compromís, Podemos y el PSOE en 2019, después de perseguir judicialmente a Rita Barberá y a Paco Camps, nos intenta archivar la denuncia. Lo recurrimos y de ahí sacamos el razonamiento jurídico que inapelablemente se ha usado tanto por parte del actual magistrado instructor, Vicente Ríos, como por parte de la Fiscalía del TSJ.
–Y en el camino hasta la imputación de Oltra ha recibido amenazas y coacciones...
–Quizás de lo más duro fue sufrir la burla por parte de compañeros de profesión cuando Mónica Oltra me enviaba a la Policía para expulsarme de las ruedas de prensa. Se han reído de mí porque decían que yo era una excéntrica. Y hace unas semanas recibí correos electrónicos en los que me invitan a mudarme de casa. Además, Oltra sacó una fotografía mía en las Cortes diciendo que yo estaba detrás de una cacería política... No estoy en política y no estoy en ningún partido.
–¿Qué le dice ahora a todos los medios que han silenciado su investigación?
En la Comunidad Valenciana hay un problema de compra de medios y hay una prostitución personal por parte de muchos compañeros.
–Háblenos de las querellas que ha recibido de Oltra.
–Son dos querellas por injurias y calumnias. La Fiscalía ha ordenado el archivo de la primera y la segunda sigue en trámite.
El exministro de Transportes, José Luis Ábalos, también le ha interpuesto tres querellas...
–Son únicamente por tuits en los cuales me dedico a recoger lo que dicen los medios de comunicación. Y es que el señor Ábalos, mientras pone la letra escarlata a toda la población masculina por ser machista, se dedica a destrozar habitaciones en paradores con señoritas...
–¿A qué atribuye el silencio de Ximo Puig frente al caso Oltra durante todos estos meses?
–El abuso a Teresa y a otros niños ha sido ejercido bajo su Gobierno y es él el que ha defendido, avalado y amparado a Oltra incluso después de saberse que había una orden de alejamiento del abusador a la menor en 2017 que se selló en Igualdad y se ocultó. Además, su hermano está imputado por fraude de subvenciones por un monto que asciende a 1.200.000 euros. Quiero recordar que la empresa de Francis Puig es una empresa familiar. Este problema de corrupción le deja en una situación de debilidad absoluta a la hora de tomar decisiones.

Puig ha defendido, avalado y amparado a Oltra incluso después de saberse que había una orden de alejamiento del abusador a la menor en 2017 que se selló en Igualdad y se ocultó

–Entiendo que hay una fecha que está esperando conocer: la nueva cita judicial de Oltra.
–Creo que será después de verano. Oltra ha renunciado a su aforamiento, muy probablemente en una estrategia de intentar alargar esa toma de declaración porque, como sabemos, su exmarido ha recurrido la decisión de su condena ante el Supremo y, muy probablemente, esté esperando a ver qué es lo que sucede con ello. Y no me cabe ninguna duda de que se deben de entender muy bien para llevar unas estrategias procesales paralelas, puesto que los abogados de Icardi, por supuesto, los financia Oltra también.
–La victoria de la derecha en Andalucía, ¿la traslada a lo que pueda ocurrir en Valencia y España el año que viene?
–Me da esperanzas. Fundé Vox en Valencia y creo que es positivo que haya un liderazgo nacional, pero también es esencial que este partido entienda que hay que ampliar los liderazgos a las comunidades autónomas para que una persona como Macarena Olona, que es probablemente uno de los mejores capitales políticos de los últimos tiempos, no se quede ahora de tercera fuerza sin poder decidir nada en el Parlamento andaluz. Espero que Vox se rearme ya y con especial deseo en la Comunidad Valenciana porque probablemente haya unas elecciones anticipadas. El gobierno socialcomunista valenciano ha sido el artífice de una situación de empobrecimiento a nivel industrial, de genocidio cultural con respecto a la cultura real valenciana, inherentemente española, y sobre todo de pérdida de orgullo. Eso tiene que terminar.
Comentarios
tracking