13 de agosto de 2022

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en una imagen de archivo de 2021

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en una imagen de archivo de 2021EFE

Comunidad Valenciana

Compromís recauda en el Ayuntamiento de Valencia un 20 % más en multas de tráfico y con las zonas ORA

Desde el PP critican que hasta el mes de junio el Ayuntamiento haya ingresado «un millón de euros» más que en 2021 entre esos dos aspectos

El Ayuntamiento de Valencia, liderado por Joan Ribó (Compromís) ha recaudado hasta el mes de junio un veinte por cien más sumando los conceptos de las multas de tráfico y las de las zonas donde es necesario pagar por aparcar (ORA).
Así lo ha denunciado la portavoz del Partido Popular en el Consistorio, María José Catalá, que ha asegurado que esas medidas «restrictivas a la movilidad de los valencianos» han supuesto que se haya «disparado la recaudación municipal de los 4,7 millones en 2021 hasta más de 5,7 millones en 2022».
Según la popular, solo en multas de tráfico en la ciudad el aumento ha sido de 317.000 euros, lo que supone un 15,2% más que hace un año, «sin tener en cuenta lo que ha supuesto el incremento» de las sanciones en Ciutat Vella y en las zonas con aparcamiento de pago. Así, Catalá ha recordado que en dichas zonas no se pagaba de 14 a 16h y de 20 a 21h los días laborables ni las tardes de los sábados, franjas que Ribó eliminó su gratuidad. De hecho, en dichos tramos que antes estaban exentos de pago el Ayuntamiento ha impuesto sanciones por valor de 800.000 euros
Concretamente, la recaudación procedente de la ORA ha pasado de los 2,7 millones de euros de 2021 a los 3,3 de lo que va de 2022, es decir, una subida del 23,3%.
En cuanto al número de personas multadas por las cámaras al haber entrado con su vehículo en Ciutat Vella, asciende a 70.000, lo que, a razón de sesenta euros por infracción, supone que el Ayuntamiento podría llegar a recaudar hasta 4,2 millones de euros.

Cambio de normativa

Sobre ello, Catalá ha criticado que el cambio de normativa fue «prematuro y sin una campaña previa e intensa para advertir a los vecinos del cierre de Ciutat Vella al tráfico de vehículos». De hecho, ha asegurado que los datos en menos de ocho meses de las sanciones impuestas «evidencian esta falta de información». «Se da el caso de que cerca de ocho mil conductores han sido multados más de una vez por entrar en Ciutat Vella», ha destacado.
Con todo, la síndica popular, ha afirmado que es «evidente el afán del gobierno de Ribó y el PSOE por seguir haciendo caja a costa de los ciudadanos sin tener medidas para reducir la presión fiscal de las familias de Valencia».
En cuanto a esas medidas, Catalá ha criticado que estos cambios en el tráfico se hayan llevado a cabo sin tener medidas para «desincentivar que la gente use su vehículo privado», y ha reclamado un plan «de estacionamiento disuasorio en determinadas zonas de la ciudad donde vecinos y demás ciudadanos que vayan a hacer sus compras puedan desplazarse utilizando transporte público».
Por último, Catalá ha recriminado a Ribó que no puede «cargar a los vecinos, comerciantes y transportistas» estas medidas que únicamente persiguen y consiguen «un afán recaudatorio».

Temas

Comentarios
tracking