29 de junio de 2022

Espectacular imagen del submarino en el astillero de Navantia en Cartagena

Espectacular imagen del submarino S-81 en el astillero de Navantia en CartagenaArmada Española

Armada Española  Submarino S-81 Isaac Peral: torpedos de largo alcance, minas y misiles anti-buque

La Armada española prevé la entrada en funcionamiento del submarino de última generación S-81 Isaac Peral en el plazo de un año. Mientras, la dotación de quilla (la primera dotación de un buque) del submarino, que revolucionará tecnológicamente la Armada, afronta la fase final de su adiestramiento en simuladores, antes de comenzar las primeras pruebas de mar «en próximas semanas». Inicialmente se preveía que estas primeras pruebas se realizarán a finales de marzo, pero finalmente se han aplazado.
El submarino S-81 blinda sus comunicaciones gracias a la gigantesca antena de Guardamar del Segura

El submarino S-81

En un vídeo difundido por la Armada, el capitán de corbeta Manuel Corral Iranzo, comandante de quilla del S-81, subraya que la tripulación se encuentra inmersa «en continuos períodos de adiestramiento en los simuladores de plataforma y táctico, así como adiestramientos a bordo del submarino». Una vez iniciadas las pruebas de mar, el submarino llevará a cabo unos extensos protocolos de pruebas que permitirán ir alcanzando los diferentes hitos en la construcción del submarino. Hitos como son la primera salida a la mar en superficie, la inmersión estática o primera inmersión y la inmersión a cota máxima.
Prueba de amarras del S-81 en Cartagena

Vista aérea de la prueba de amarras del S-81 en CartagenaArmada Española

Esto implicará aproximadamente unos 80 días de mar hasta que el submarino esté listo para su entrega a la Armada. La ansiada entrega a la Armada de la primera unidad de la serie S-80 se producirá en el plazo de un año aproximadamente. «Este año que queda va a suponer un gran reto para Navantia, para el Ministerio de Defensa y para el Armada. Y, cómo no, también para la tripulación de pruebas de los S-80», subraya el capitán Corral Iranzo.
Un momento del adiestramiento de la tripulación del S-81, en un video difundido por la Armada

Un momento del adiestramiento de la tripulación del S-81, en un video difundido por la ArmadaArmada Española

En el citado vídeo también da explicaciones el teniente de navío Jesús Gallego Rodríguez, jefe del sistema de combate del S-81. Gallego Rodríguez afirma que «las mejoras operativas del S-81 radican en su sistema de combate integrado. Contamos con un mayor número de sensores y con más capacidades, automatización en la obtención de los datos de blanco, un sistema de presentación que nos permite la valoración táctica y toma de decisiones. El sistema de lanzamiento de armas es capaz de lanzar torpedos pesados de largo alcance, minas y, por primera vez en la historia de la Armada, misiles con capacidad de ataque antibuque y con cierta capacidad de ataque de objetivos en tierra, tal y como revela el teniente.
Entrenamiento de la tripulación del S-81 en los modernos simuladores

Entrenamiento de la tripulación del S-81 en los modernos simuladoresArmada Española

El adiestramiento táctico se ha centrado en el conocimiento y uso de los sensores, «así como su uso en la obtención de la situación de superficie para navegar a inmersión y el tránsito de cota profunda a cota periscópica a hacerlo con seguridad».
Por su parte, el teniente de navío Pablo Álvarez Llaneza, jefe de máquinas del Isaac Peral, afirma que las principales mejoras de esta clase de submarinos radica en el Sistema Integrado de Control de la Plataforma (SICP), así como en el Sistema no Integrado de Control de la Plataforma. La principal diferencia entre ambos radica en que desde el SICP «se permite controlar los equipos y las instalaciones del submarino anti-estancia y el otro sistema dispone de cableado directo de todos los equipos críticos para, en caso de necesidad, poder actuar sobre ellos directamente», subraya Álvarez Llaneza.
Un momento del entrenamiento de la tripulación del S-81

Un momento del entrenamiento de la tripulación del S-81Armada Española

Además, dispone de un mayor número de motores diésel, lo que reduce los tiempos de carga de baterías, disminuyendo a su vez el «coeficiente de indiscreción». En este sentido, el sistema de propulsión independiente del aire integrado aumentará también la capacidad de supervivencia en ambientes degradados. En cuanto al adiestramiento de la dotación, se produce diariamente, asistiendo por guardias de mar en el simulador de plataforma.
Uno de los complejos tableros de mandos del submarino

Uno de los complejos tableros de mandos del submarinoArmada Española

Salto tecnológico

El sargento Francisco Girón Reyes es el responsable de Fuerza CC y baterías del S-81. Girón Reyes pone de relieve el impresionante salto tecnológico que supone la serie 80 respecto a los S-70. «Digamos que veníamos de una era que era totalmente analógica y manual y hemos pasado a una era digital y robotizada. Anteriormente se necesitaban nueve personas para hacer un «snorkel», controlar el submarino con seguridad. Actualmente, tan solo con tres personas somos capaces de hacer un «snorkel» y gobernar el submarino sin ningún problema», manifiesta Girón Reyes. «Tengan en cuenta que actualmente un operador de inmersión es capaz de controlar 10.000 señales. Éstas señales se controlan gracias al elevado nivel de automatización que dispone el submarino».
El Isaac Peral, durante una de las pruebas

El Isaac Peral, durante una de las pruebas en CartagenaArmada Española

Finalmente, el marinero Lorenzo Jerez Mateo está destinado a comunicaciones del S-81 Isaac Peral. Jerez Mateo pone un colofón a este completo video de la Armada: «Me encuentro ilusionado, contento, con ganas de formar parte de este proyecto, que supone un gran avance tanto para el Armada como para España. Supone un gran orgullo para mí y para toda mi familia. Creo que me va ayudar mucho, tanto en lo personal como en lo profesional».
El complejo control del submarino

El complejo control del submarinoArmada Española

El salto tecnológico que la Armada va a realizar con la incorporación de los submarinos de la clase S-80, ha supuesto un importante esfuerzo formativo en la dotación del que será el primer submarino operativo de la clase. El buque se encuentra en su fase final de construcción por parte de Navantia en sus instalaciones de Cartagena y a partir del mes de mayo afrontará probablemente su periodo de pruebas en la mar.
Comentarios
tracking