02 de julio de 2022

Imágenes difundidas por el Ministerio de Defensa de un F-18 del Destacamento Vilkas

Imágenes difundidas por el Ministerio de Defensa de un F-18 del Destacamento VilkasMinisterio de Defensa

Ejército del Aire  F-18 españoles, a ritmo trepidante en el cielo de Lituania

Más de 200 salidas, 380 horas de vuelo y doce misiones para interceptar aviones rusos. Es el balance provisional del operativo denominado «Vilkas» (lobo en lituano), que designa el despliegue militar español en Lituania. Este equipo comenzó a trabajar el pasado 1 de abril en la base de Siauliai y está formado por 140 efectivos del Ejército del Aire con ocho aviones F-18. Se trata del mayor despliegue español desde su participación en misiones de policía aérea con la OTAN. Además de interceptar aviones sin identificar, participan en operaciones de disuasión en la frontera y diferentes ejercicios.
El Debate ya informó de la importancia que el Alto Mando militar español viene otorgando a esta misión, de carácter disuasorio y que se centra principalmente en la interceptación e identificación de cualquier aeronave, normalmente rusa, que sobrevuele su espacio aéreo sin identificar o sin un plan de vuelo.
Los F-18 son aparatos casi al fin de su vida útil, pero están demostrando que se encuentran en plena forma en los cielos lituanos. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ensalzó este lunes la «misión de paz» de las Fuerzas Armadas españolas en la frontera este de la OTAN con Rusia. Y, en concreto, la labor del Ejército del Aire en Lituania vigilando el cielo báltico de la intrusión de aviones rusos que se acercan a su espacio aéreo sin cumplir con las normas internacionales de vuelo, informa Ep.
El Ejército del Aire ha realizado ya una docena de misiones Alpha Scramble de interceptación. Todas ellas protagonizadas por entre una y cuatro aeronaves rusas, según ha detallado el teniente coronel David Soto, al mando de la misión española.
Las misiones de policía aérea se realizan desde el año 2004, cuando Estonia, Letonia y Lituania, sin una Fuerza Aérea con capacidad suficiente de vigilancia y defensa, se unieron a la OTAN. Esta labor se reforzó en el año 2014 tras la invasión de Crimea. Los F-18 españoles han participado en misiones internacionales como Deny Flight, Deliberate Force y Allied Force, cuando se encontraba activado el Destacamento Ícaro (1994-2002) desplegado en la base de Aviano (Italia). Entonces se llevaron a cabo las primeras acciones de combate del Ejército del Aire desde la campaña de Ifni-Sahara en 1958.
F-18

F-18Kindelán

F-18

F-18Kindelán

La misión de los aviones 'aliados' en estas operaciones es disuasoria a través de la interceptación e identificación de cualquier aeronave que sobrevuele su espacio aéreo sin identificar o sin haber presentado un plan de vuelo.
Comentarios
tracking