10 de agosto de 2022

El teniente general de Gregorio, jefe del MADOC, durante su intervención

El teniente general de Gregorio, jefe del MADOC, durante su intervención

Congreso Internacional Cien años de Fuerzas y Acorazados en España

Así serán las guerras en el año 2035

El Teniente general de Gregorio desgrana el futuro de las contiendas bélicas en el congreso internacional, organizado por San Pablo CEU y el Instituto de Estudios y Cultura Militar

Un mundo multipolar en el que proliferarán los regionalismos, donde surgirán nuevos poderes políticos y económicos y las potencias competirán por los recursos. Así es la escenografía que dibujó este miércoles el jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército (Madoc), el teniente general Jerónimo de Gregorio, en el cierre del Congreso Internacional Cien años de Fuerzas y Acorazados en España organizado por el Instituto de Estudios Históricos de la Universidad San Pablo CEU y el Instituto de Historia y Cultura Militar.
Esta situación llevará a una «rivalidad creciente entre las grandes potencias» por hacerse con el control de esos factores, según el jefe del centro de análisis militar. Pero, al mismo tiempo, surgirán algunos actores no públicos, grandes corporaciones, individuos empoderados y organizaciones internacionales que tendrán más poder, lo que obligará a los Estados a colaborar entre ellos.

Revolución tecnológica

Pero, al mismo tiempo, también habrá grupos terroristas que, gracias a la revolución tecnológica «tendrán incluso acceso a más información que los propios Estados», afirmó el teniente general de Gregorio. De ahí que a los escenarios tradicionales de conflicto, tierra, mar y aire, se sumarán otros dos espacios nuevos, el de la conciencia, el control del relato, y el ciberespacio.
Este nuevo escenario bélico llevará a los ejércitos a plantear «estrategias híbridas», más allá de las tradicionales. Incluso, el jefe del Madoc ha explicado que ya se está viendo en el año 2022 situaciones que apuntan a este cambio. «En 2014 Rusia actuó de forma política en Crimea» para no hacer saltar a los ejércitos. Y así «consiguió la independencia para anexionarla».
Un momento del congreso en el Instituto de Estudios y Cultura Militar de Madrid

Un momento del congreso en el Instituto de Estudios y Cultura Militar de MadridPaula Argüelles

De ahí que el Mando de Adiestramiento y Doctrina determine que las principales amenazas y riesgos del futuro serán:
  • Terrorismo, armas de destrucción masiva, violencia… No están aislados, a menudo funcionan de forma coordinada desde distintos países.
  • Estrategias híbridas: pretenden no cruzar los umbrales que supongan una intervención militar. Actuar siempre al borde de esos umbrales.
  • Dificultad para delimitar el espacio de confrontación. No se genera la certidumbre que necesitan los ejércitos.
  • Mayor letalidad en las acciones violentas.
  • Acciones más rápidas: factor sorpresa para no dar tiempo a la lentitud a la hora de tomar decisiones.
  • Múltiples actores, estatales y no estatales.
  • Presencia permanente de la población que estará en medio del choque.
Todo ello englobado con la velocidad, complejidad y ubicuidad de los cambios tecnológicos, que será un factor determinante. Pero, al mismo tiempo, «la digitalización y la inteligencia artificial vendrán a revolucionar la forma de resolver los conflictos», apuntó el teniente general de Gregorio.

La clave del éxito

Por eso considera que «la clave del éxito» del Ejército del año 2035 «está en la dimensión humana». Y señaló que «se potenciará en el personal su responsabilidad, capacidad de liderazgo e iniciativa y la disponibilidad permanente para el servicio. Apostamos por un equilibrio entre la potenciación del ser humano y la aplicación de las fuerzas operativas».
Comentarios
tracking