07 de diciembre de 2022

Recreación del futuro sistema de combate en una imagen difundida por Indra

Recreación del futuro sistema de combate en una imagen difundida por IndraIndra

Defensa | Ejército del Aire  El FCAS despega por fin: caza europeo del futuro, enjambres de drones y nube de combate

FCAS. Son las siglas de Future Combat Air System, un complejo proyecto para desarrollar un futurista sistema militar que incluye un nuevo caza de combate de nueva generación. El proyecto está promovido por España, Francia y Alemania e implica un largo proceso en el que la tecnología más puntera tiene un papel central. Este viernes se anunciaba un acuerdo para desbloquear el desacuerdo existente entre compañías, que supone el despegue de un sistema armamentístico de nueva generación.
Imaginemos la ya cotidiana nube de internet. Sus aplicaciones prácticas pueden afectar a casi todos los ámbitos de nuestra vida. Nos puede permitir, por ejemplo, teletrabajar con una gran velocidad en el procesamiento de datos, conectados además por videoconferencia a miles de kilómetros. O almacenar miles de fotografías, o de documentos, o de libros... y poder localizarlos y acceder a ellos al momento.
Imaginemos ahora una nube de combate, un vasto espacio en el que las principales armas son los unos y los ceros. Millones de datos fluyen a velocidad de vértigo y son procesados, analizados e intercambiados entre las Fuerzas Armadas de un país. Por ejemplo, un enjambre de drones abre el camino a un caza de combate de última generación que, a su vez, está recibiendo información de una fragata en el mar o de un centro de sofisticados radares en lo alto de una montaña, o de un satélite espacial. El piloto recibe en tiempo real una valiosa información para tomar la decisión adecuada en el momento adecuado. Tener una panorámica precisa del campo de batalla virtual puede significar la diferencia entre la victoria y la derrota, entre la vida y la muerte. La guerra se libra también hoy en día en trincheras virtuales.
FCAS

Kindelán

Pues bien, el ambicioso proyecto del FCAS diseña una red de información «descentralizada y resistente a la cibernética en dominios aéreos, terrestres, marítimos, espaciales y cibernéticos que utilizan tecnologías basadas en la nube». Conecta nodos para todas las fuerzas en todos los dominios, lo que permite que esa caudalosa información fluya en tiempo real.
España participa junto a Francia y Alemania en el programa NGWS/FCAS con el mismo nivel de inversión, para esta fase del contrato, de 2.500 millones de euros hasta 2027. Por parte de España participan Indra, Airbus SAU, ITP Aero y el consorcio SATNUS (GMV, Sener y Tecnobit) bajo la coordinación de Indra. En septiembre, el Gobierno español designó a esta última como coordinadora nacional industrial en el programa. Desde hace meses, las otras dos empresas claves del proyecto, Dassault y Airbus, venían evidenciando sus desencuentros. El propio CEO de la empresa francesa, Eric Trappier, criticó con dureza las dificultades para acordar el desarrollo del prototipo de avión de combate.
Recreación del futuro sistema FCAS difundida por el Ministerio de Defensa

Recreación del futuro sistema FCAS difundida por el Ministerio de DefensaMinisterio de Defensa

Estas dificultades parecen haberse despejado. Indra y Airbus comunicaban este viernes que las conversaciones entre la industria y los Gobiernos de Francia, Alemania y España sobre la siguiente fase para la puesta en marcha del FCAS han concluido, por lo que espera una «rápida firma» de los contratos necesarios. En sendos comunicados, emitidos individualmente pero idénticos, ambas empresas destacaron que la finalización de las discusiones supone «un gran paso adelante».

Cronología del programa

  • La primera decisión de desarrollar un Sistema Europeo de Defensa Aérea de próxima generación fue tomada por la canciller Angela Merkel y el presidente Enmanuel Macron en el verano de 2017.
  • ​En 2018, los ministros de Defensa de Alemania y Francia, Ursula von der Leyen y Florence Parly, firmaron un «Documento de requisitos operativos comunes de alto nivel» (HLCORD), que define los requisitos comunes para el sistema de armas de próxima generación.
  • Paralelamente, Airbus y Dassault Aviation acordaron una colaboración industrial transnacional para liderar conjuntamente el proyecto.
  • En febrero de 2019 se firma el «Estudio de concepto conjunto» franco-alemán (JCS), el primer contrato transnacional para un FCAS, con un volumen de 65 millones de euros y una duración de dos años.
  • En mayo de 2019 España se incorpora oficialmente al programa durante el Salón Aeronáutico de París en Le Bourget.
  • En febrero de 2020 se alcanza el contrato para el Demostrador Fase 1A , con un volumen de 155 millones de euros y una duración de 18 meses.
  • En marzo de 2021 se ponen de manifiesto serios desacuerdos entre Airbus y Dassault sobre el prototipo, roces que demoran el avance del programa.
  • En octubre de 2022, el Gobierno español incorpora una partida a los Presupuestos Generales de 525 millones de euros destinados íntegramente al programa FCAS.
  • El 18 de noviembre de 2022 se anuncia un nuevo acuerdo entre los tres países que permite seguir adelante con el plan, a falta de la firma de los contratos.
  • (Fuente: Airbus y elaboración propia)
El futuro caza tendrá características de sexta generación, como nuevos sistemas de armas, máxima conectividad, posibilidad de camuflaje total, punteras contramedidas o velocidad hipersónica. Tal y como recoge la Estrategia de Tecnología e Innovación para la Defensa de 2020:

características clave

  • «Así, el concepto nacional de FCAS contempla, fundamentalmente, el NGWS como elemento principal, junto con el avión tripulado sustituto del EF-18MLU y la evolución de los aviones Eurofighter (EF Long Term Evolution); siendo el objeto del programa NGWS la renovación de las actuales flotas de Eurofighter (Alemania y España) y Rafale (Francia) en el entorno temporal de 2040. El programa está estructurado en un conjunto de siete pilares tecnológicos; avión de combate futuro (NGF), operadores remotos no tripulados (RC), nuevos sistemas avanzados de sensores (SENSORS), nube de combate (CC), simulación (SIMLAB), propulsión (ENGINE) y baja observabilidad (ELOT)».
Comentarios
tracking