04 de diciembre de 2021

Ejemplo de Brunch

Ejemplo de Brunch

Gastronomía

Brunch: los desayunos tardíos de los domingos

Es la última mañana del fin de semana que te invita a levantarte tarde y recuperarte de una resaca
Levantarse tarde, sin despertador y recordando la noche del sábado es reconocido como uno de los mayores placeres de la vida. Al despertarnos nos entra hambre, pero rondando las doce de la mañana, la idea de un gran desayuno no es factible estando tan cerca de la hora de comer. La solución nos la dieron los ingleses hace años con el brunch. La palabra proviene de juntar las dos inglesas: breakfast y lunch (desayuno y comida). Una mezcla de platos dulces y salados que completan dos comidas a la vez sin tener que pasar hambre y aguantar hasta la hora de cenar.
Una tradición para los domingos que ya se ha extendido a los sábados y días de fiesta. Sin embargo, el brunch también ha llegado para quedarse en el mundo empresarial. Se trata de una comida de trabajo de media hora de duración para evitar una comida más larga y aprovechar las horas de trabajo.
Los productos que se ofrecen en este desayuno-comida es de lo más variado donde se alternan platos dulces a salados y algunos combinados con alcohol. Hay de muchos tipos y cada uno lo elige según gustos, pero los más tradicionales son los que se componen de zumos naturales, cafés, tes o infusiones. Bollería con embutidos o con un toque dulce de mermeladas o mantequilla. Sándwiches, huevos revueltos, benedictinos, escalfados o fritos entre los platos calientes o ensaladas y tostas de verduras para los que prefieran una opción de alimentos fríos. Como cierre, algunos optan por una copa de alcohol como el champagne o cocteles variados.
En este plan gastronómico es tan importante su producto como el lugar donde realizarlo. Se puede preparar en casa, pero también es una excusa perfecta para juntarte con amigos y recordar grandes noches pasadas u organizar futuros viajes. Cada vez más locales de hostelería se especializan en esta materia y algunos crean un ambiente mágico para disfrutar del brunch.
Uno de los más famosos es El Jardín de Salvador Bachiller, con una espectacular terraza rodeada de numerosas plantas que recrean un jardín, en pleno centro de Madrid. Un auténtico oasis natural. Su menú de Brunch cuenta con gran variedad de productos naturales que dejan un buen sabor de boca.

La Florería es de los lugares que te hacen sentir especial desde que se entra hasta que terminas con su rica variedad de platos. El nombre del restaurante no es baladí, las paredes están impregnadas de flores y el mensaje a la entrada es toda una declaración de intenciones «si me regalan flores que sean margaritas y con mucho hielo».

Café Comercial es más que un simple café. El menú está creado por el chef Pepe Roch donde ofrece bollería francesa y exquisitos platos calientes y fríos. Con un entrante y un plato principal y un listado de numerosas bebidas de lo más apetecible. 

tracking