Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Restaurante Sinestesia

Restaurante Sinestesia

Los 7 nuevos restaurantes de Madrid que debes probar antes de que sea imposible conseguir reserva

Cocina interactiva, recetas italianas, parrilla argentina... Descubrimos las últimas propuestas que acaban de abrir y bien merecen una visita

Madrid como epicentro de la excelencia gastronómica, con un buen número de aperturas que merece la pena probar, antes de que comience a ser tarea imposible conseguir una reserva. Restaurantes de estilos diferentes, con opciones para todos los bolsillos. La revista Forbes ha publicado una lista de sus recomendaciones y añadimos algún establecimiento más, recién inaugurado.

Sinestesia

Sinestesia

Quisquilla marinada con fideos, alioli y sofrito picante

¿A qué saben los colores? Esta es la pregunta que plantea el chef Kiko Moya, ganador de dos Estrellas Michelin y tres Soles Repsol con L'Escaleta. En Madrid, ha diseñado un nuevo concepto en el restaurante Sinestesia. Se trata de una experiencia gastronómica inmersiva, que combina tecnología y alta cocina para sumergir a los comensales en un viaje en el que participan todos los sentidos. ¿Se imagina tomar una quisquilla marinada con fideos traslúcidos, alioli y sofrito envuelto en las olas del mar proyectadas en un impresionante juego de luces? Mención también merece el arroz del senyoret con carabineros o la tira de asado de Wagyu sobre parmentier de patata.
Ubicado en el Centro Comercial Caleido, 16 comensales se sientan en torno a una única mesa para viajar durante dos horas, gracias a diversos estímulos audiovisuales que le embarcan en un tren del lejano oriente o en un bosque violeta.
  • C.C. Caleido. P.º de la Castellana, 259, E. Precio 270 euros con maridaje. 190 euros con agua.

Rhudo

Chuletón a la brasa

Chuletón a la brasaJavierPenas

Rhudo Madrid acaba de abrir sus puertas, de la mano del chef con dos estrellas Michelin Paco Roncero y un increíble equipo de la industria del entretenimiento y el deporte: los actores Álex González y Miguel Ángel Silvestre, el jugador de la selección española Marcos Llorente y el campeón mundial Antoine Griezmann.
La oferta apuesta por unir la cocina mediterránea con la latina, con una gran influencia de países como México, Venezuela y Colombia. Destaca el capítulo de raw bar, con ostras Guillardeau n.o 3 carpaccios, como el de pulpo y varios ceviches en sabrosas preparaciones. Cuenta también con ensaladas como la lechuga a la brasa con pipián de menta, un arroz con jarrete de cordero y huitlacoche, pescados a la brasa o a la sal con mojo verde. Sobresaliente el steak tartar de solomillo de vaca rubia, costillas de ternera a baja temperatura o de cerdo ibérico crujientes y tuétano a la brasa con carabinero.
Con un ambiente divertido y animado, amenizado por DJs, durante la madrugada es un lugar para «ver y ser vistos».
  • Calle Velázquez, 64. Precio medio: 75 euros.

Parking pizza

Parking Pizza

Parking PizzaYago Bruna Tarragona

Desembarca en Madrid Parking Pizza, la pizzería de Barcelona que ha conquistado a todos con su particular versión de este apreciado plato italiano. La riqueza de ingredientes, sabores y olores del Mediterráneo marca su carta, que tiene su origen en una cuidada selección de ingredientes. La despensa está compuesta por productos frescos, esencialmente mediterráneos y muchos de ellos llegados de Italia, como los cherry importados de Sicilia, la mozarrella o la trufa. Aunque la carta incluye más propuestas, la pizza es la estrella; su masa de larga fermentación se une a los toppings italianos más auténticos.
Entre sus especialidades, destacan la clásica margarita, la stracciatela –con tomate y orégano fresco–; la de trufa negra –con queso fontina, huevo y parmesano–; la prosciutto; la de butifarra –con huevo, pimiento verde, fontina y cebolla roja– o la de pepperoni, tomate e hinojo.
  • Paseo de la Castellana, 89. Precio medio: 20 euros.

Ceferino

Ceferino

Ceferino

Ceferino ofrece un concepto de parrilla argentina en la que todos los detalles están pensados para que el comensal se sumerja en la ceremonia del asado, tan intrínseca en la cultura argentina y de otros tantos países de Latinoamérica. Diferentes cortes de carnes y otras elaboraciones a la parrilla. Encontramos opciones como ojo de bife Aberdeen Angus, lomo de Novillo Aberdeen Angus o marucha Wagyu. También hay cortes de carnes de España como el Matambrito de cerdo a la pizza; el lomo alto de retinta madurada más de 20 días o el chuletón de vaca de caserío vasco.
  • Calle Jorge Juan, 27. Precio medio: 70 euros.

Tragabuches

Tragabuches

TragabuchesJavierPenas

Dani García ha dado la bienvenida al año con una nueva apertura en la capital. Después de conquistar Marbella con esta propuesta, protagonizada por el producto autóctono y los auténticos sabores andaluces, el chef malagueño acerca a Madrid todo el sabor del sur.
Platos fríos como el salpicón de mariscos o las milhojas de foie y queso de cabra de Ronda con manzana verde caramelizada y otros calientes como el rabo de toro guisado y desmigado envuelto en ravioli. Con un modelo de cocina non-stop, el restaurante dará comienzo a su actividad desde por la mañana, su carta de desayunos incluye una amplia variedad de pitufos y molletes como el de zurrapa. Tras el desayuno, la barra y su carta tomarán protagonismo con opciones como el salpicón de marisco, la pringá del puchero metida en una croqueta o el pincho de tortilla, hasta la apertura del salón, cerca del mediodía, y también permanecerá abierta durante la tarde hasta la reapertura del restaurante de cara al servicio de cena.
  • Calle José Ortega y Gasset, 40. Precio medio: 55 euros

Floren Domezain

Floren Domezain

Las joyas de Floren Domezain

El rey de las verduras regresa a Madrid. Floren Domezain, famoso por las hortalizas que cultiva en su huerto de Tudela, vuelve de la mano del Grupo La Fábrica. La carta incluye algunos de sus platos más aclamados, como el tomate antiguo de Floren o lo que él llama el solomillo de la huerta, servido con aceite y sal permitiendo que destaque el sabor del producto. O su famosa lechuga.
Sobresalen su bacalao al pil pil con piperrada casera o unas delicias de merluza rebozadas y, en la parte carnívora, un espléndido chuletón, unas mollejas o una pluma ibérica.
  • Calle: Génova, 21. Precio medio: 70 euros.

Iroko

Iroko

Iroko

Iroko bien merece una mención. No es un restaurante de cocina fusión. Tampoco es un japonés, sino una propuesta de autor nómada, atrevida, salvaje y creativa.
El restaurante estrena una segunda etapa de la mano de Álex García, quien trabajó con Juan Mari Arzak, o Martin Berasategui. Destacan el chili crab con jugo de carabineros y noodles, o el ankake, un caldo dashi con trufa y pescado de roca con el que acompaña unos tomates fermentados. Además de lo oriental, también recurre a una cocina creativa en la que el sabor es la columna vertebral con acento mexicano como las carrilleras con mole poblano y sal de perejil o las tostaditas de atún rojo. Una combinación de contundencia y de frescura de la que también da fe el carpaccio de dorada sobre su espina con lima, cilantro y encurtido de manzana.
  • Calle: Francisco Ricci, 7. Precio medio: 60 euros.
Comentarios
tracking