02 de febrero de 2023

Rosalía saltando sobre una cama en un momento del desfile otoño-invierno masculino de Louis Vuitton en París

Rosalía saltando sobre una cama en un momento del desfile otoño-invierno masculino de Louis Vuitton en París

Louis Vuitton se abandona en manos de Rosalía para su desfile de la Semana de la Moda de París

La cantante catalana ha protagonizado totalmente el desfile de la nueva temporada otoño-invierno para hombre de Louis Vuitton en la capital de la moda

La marca francesa Louis Vuitton se ha jugado todo a la carta de Rosalía para su desfile masculino otoño-invierno en la Semana de la Moda de París. La cantante catalana ha sido la piedra angular sobre el que se ha apoyado el desfile entero: desde la selección musical –trufada con actuaciones en vivo de sus dos discos El Mal Querer y Motomami– hasta su presencia entre los modelos durante los cerca de 20 minutos que ha durado el desfile. Mientras los maniquís desfilaban por el decorado de lo que podría pasar por la deconstrucción de una casa, Rosalía ha bailado, cantado, saltado y jugado con la cámara.
Camarón y denbow dominicano son dos cosas que nadie hubiera asociado jamás a la marca de lujo Louis Vuitton, pero todo lo que toca Rosalía termina teñido de flamenco y ritmos urbanos. El desfile no ha sido una excepción. Un Cadillac amarillo a modo de escenario para Rosalía, que ha brillado con luz propia en este desfile-concierto-espectáculo. Ella saltando sobre la cama con una caja de ritmos sonando de fondo. Incluso ha sonado una versión acelerada de su éxito veraniego Despechá. Amén de algunos de los grandes éxitos de su meteórica carrera.
El total protagonismo de Rosalía ha robado el foco de atención a las prendas que presentaba Louis Vuitton, porque bien se podría ver el desfile sin prestar atención a la ropa. Una ropa que, desdibujando la línea entre lo masculino y lo femenino, mezcla estampados de corte urbano y graffitis con cuadros de arte clásico y tonos neutros y fríos.
La mayoría de las prendas desfiladas presentaban una estética oversize que lucía incluso la propia Rosalía actuando con un abrigo gigante encima. Modelos con cabezas cubiertas con todo tipo de complementos: desde gorros de lluvia hasta capuchas imposibles, pasando por pasamontañas.
Por mucho que hayan desfilado decenas de modelos, la única que se ha llevado todos los aplausos ha sido Rosalía. Algunos también se ha llevado el equipo de Louis Vuitton. Pero el desfile no ha terminado hasta que la última modelo ha abandonado la pasarela: sorpresa, la propia Rosalía.
Comentarios
tracking