29 de junio de 2022

Kim Kardashian attending the Vanity Fair Oscar Party 2020  on February 9, 2020 in Beverly Hills, CA.
En la foto, vestida de la firma

Kim Kardashian posando en una alfombra roja.GTRES

Gente

Kim Kardashian: la reina Midas que cumple 41 años

La polifacética empresaria celebra su cumpleaños convirtiéndose en multimillonaria

Nacida un día como hoy, pero de 1980, pocos conocen que Kim Kardashian se hizo famosa por ser amiga de Paris Hilton. La por entonces estilista personal comenzó a ganar popularidad cuando apareció acompañada de Hilton en la serie The Simple Life, que protagonizaba con su amiga Nicole Richie. Algo vieron los encargados de E! en ella a principios de los 2000 que la convirtieron en estrella de su propio reality show. Bueno, a ella y a sus cinco hermanos más.
Keeping up with the Kardashian se convirtió en un fenómeno televisivo en el que las irreverentes Kim, Kourtney y Khloé, acompañadas de su madre Kris, eran las principales protagonistas. La ahora supermodelo Kendall y su hermana pequeña Kylie, la más poderosa en la actualidad del clan Kardashian, eran aún unas niñas cuando comenzó a emitirse.
La familia de origen armenio ya había estado en el ojo público cuando el patriarca, Robert George Kardashian (que falleció en 2003 a causa de un cáncer de esófago) se convirtió en abogado defensor en uno de los casos mas sonados de la justicia estadounidense: el que inculpaba de dos homicidios al exjugador de fútbol americano O.J.Simpson.
Kim Kardashian in NYC

Kim Kardashian en una de sus últimas apariciones en Nueva York.GTRES

Desde entonces, el negocio de las Kardashian no ha hecho más que expandirse. Más allá de Good American, la marca de pantalones vaqueros de Khloé, de la lucrativa firma de cosmética de Kylie y del éxito como supermodelo de Kendall, Kim comenzó siendo la «gallina de los huevos de oro». Creó la firma DASH junto a Kourtney y Khloé, pero supo diferenciarse de ellas protagonizando grandes campañas publicitarias para marcas como Versace, de la que es embajadora desde hace años.
Sin embargo, fue la creación de Skims, una marca de fajas la que la ha llevado a ostentar el título de multimillonaria. Con una amplia colección, la firma es de lo más inclusiva con todo tipo de tonos de piel y tallas que abanderan el movimiento body positive. Su intención era «realzar las partes del cuerpo que más te gustan e utilizar la prenda con el fin de sentirte libre y sin restricciones». También es dueña de la exitosa KKW Beauty, donde, como su hermana pequeña Kylie, saca colecciones de maquillaje y cuidado facial.

Lo cierto es que Kim bien podría ser como el rey Midas que convertía en oro todo lo que tocaba, incluso un robo que sufrió en la Fashion Week de París en octubre de 2016 y que convirtió en lucrativo. El incidente la alejó de las redes sociales durante tres meses, tras los cual su imagen se había revalorizado aún más. Todo el mundo quería saber qué es lo que había ocurrido en el selecto hotel donde se alojó y donde fue maniatada por varios ladrones que huyeron con joyas valoradas en 11 millones de euros.
Igual que este episodio, sus relaciones con Ray J, cantante de R&B, Damon Thomas y Reggie Bush fueron seguidas por millones de personas. Pero si algo fue realmente sonado fue su matrimonio de 72 días con el jugador de la NBA, Kris Humphries, y su incipiente amistad con el rapero Kanye West.

Los seguidores de su reality show pudieron ver cómo esa complicidad se convertía en amor a través de los distintos episodios y de sus continuas extravagancias como la lujosa y popular pedida de matrimonio en 2014. El día del cumpleaños de la empresaria, el cantante alquiló el estadio de los Giants en San Francisco para entregarle un anillo de 15 quilates en compañía de su familia y amigos.
Su boda, por supuesto, tenía que estar a la altura y se celebró un impresionante castillo de la Toscana italiana y en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles. Lamentablemente, el amor se les acabó el año pasado, cuando firmaban un divorcio millonario (aún desconocemos si del todo amistoso) que ponía fin a su relación y a la familia numerosa que habían formado con sus cuatro hijos: North, Chicago, Saint y Psalm West.

Comentarios
tracking