08 de agosto de 2022

Meghan Markle

Meghan MarkleGTRES

El impedimento que lastra la carrera política de Meghan Markle

Una enmienda de hace más de 200 años podría suponer el fin de sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca 

El biógrafo de Meghan Markle ha dicho ya en alguna ocasión que es más que probable que la exactriz haga carrera política con la mira puesta en la presidencia de los Estados Unidos. Aunque la mujer del príncipe Harry no ha manifestado por el momento su intención, sus últimos movimientos dicen lo contrario. Prueba de ello fue la carta que envió a principios de mes para abogar por una licencia parental remunerada como derecho nacional. Una solicitud de ayuda económica a las familias y un ataque al sistema estadounidense que califica como obsoleto, como muchos otros: «Han superado su fecha de vencimiento». Y para ello usó su título de duquesa.
Precisamente este título le podría lastrar sus aspiraciones políticas de llegar a la Casa Blanca. Varios medios ingleses publican que podría impedirse que se postulara por una enmienda constitucional poco conocida que data del año 1810. En su momento se hizo un ajuste para prohibir que cualquiera que haya recibido «un título de nobleza por parte de una potencia extranjera» pueda ocupar el cargo.
Sirvió para que el sobrino de Napoleón no llegara al poder después de que su hermano se desposase con la socialista estadounidense Elizabeth 'Betsy' Patterson. Pero ahora, según afirman, podría usarse contra la mujer del Príncipe Harry en sus sueños de entrar en política como aspirante demócrata. 
Desde hace unas semanas es criticada por todos por usar su título para influir en el proyecto de ley de Joe Biden, el conocido como Build Back Better. Algo que tampoco está gustando en Londres, donde ya no saben cómo actuar con ella desde que decidieron alejarse de la Familia Real británica y mudarse a Estados Unidos. Desde allí, el matrimonio concedió una entrevista a Oprah Winfrey que no dejó a los Windsor en muy buen lugar precisamente, por las acusaciones de racismo de uno de sus miembros.
Para colmo, la BBC ha echado más leña al fuego con el documental The Princes and The Press sobre la relación de los hijos de Diana de Gales, que no estarían pasando por su mejor momento. Tal es el hartazgo que la propia Reina Isabel II ha mostrado su descontento con el trabajo de la cadena, algo que no suele hacer nunca.
Comentarios
tracking