25 de septiembre de 2022

Los desprecios que el Rey Carlos III ha hecho a sus trabajadores públicamente han sido comentados por la prensa

Los desprecios que el Rey Carlos III ha hecho a sus trabajadores públicamente han sido comentados por la prensaGTRES

Gente

Cordones planchados y 2 centímetros de pasta de dientes: las excentricidades de Carlos III

Además de mostrar un cierto desprecio a sus empleados, el soberano obliga a cumplir a rajatabla las órdenes relacionadas con sus extrañas manías

Si hay alguien que ha liderado la actualidad informativa de las últimas semanas y que ha condicionado la agenda de la prensa internacional ese es el Rey Carlos III. Todas las miradas están puestas en su persona desde que el pasado 8 de septiembre se convirtió en el nuevo Rey de Inglaterra tras el trágico y repentino fallecimiento de su madre, la Reina Isabel II, quien perdió la vida a los 96 años de edad en el Palacio de Balmoral.
Lo cierto es que la buena fama de la que tanto presumía la soberana jamás ha llegado a acompañar a su hijo Carlos, que siempre ha sido conocido por su fuerte carácter, sus malos modos, sus exigencias, y ahora también por sus excentricidades, las cuales se sabe que le llevan acompañando gran parte de su vida, y que muy probablemente también le sigan persiguiendo durante todo su reinado. Al menos así lo ha demostrado durante estos primeros días en los que ya ha logrado copar varios titulares por los desprecios que les ha hecho a sus trabajadores públicamente, entre otros motivos, por mancharse las manos de tinta de pluma, o por el simple hecho de que las cosas no saliesen como él esperaba y como él había ordenado previamente.
Estos gestos del que fuera duque de Gales han propiciado el interés de la sociedad por conocer todas sus manías. Es evidente que es un hombre de costumbres y que sus exigencias siempre han estado por delante de todo y de todos. Tal y como reveló Paul Burrell, el antiguo mayordomo de la Princesa Diana, en el documental Serving the Royals: Inside the Firm, cada mañana el actual monarca exige que le planchen el pijama y los cordones de los zapatos, los cuales le tienen que atar en el momento de ponérselos.
Britain's King Charles III during the Accession Council ceremony at St James'sPalace, London, Saturday, Sept. 10, 2022, where King Charles III is formally proclaimed monarch.

Carlos III siempre ha sido conocido por su fuerte carácter, sus malos modos y sus exigenciasGTRES

Del mismo modo, según Burrel, sus empleados deben echar 2,5 cm de pasta a lo largo del cepillo de dientes justo antes de que el Rey lo vaya a utilizar, así él no tendrá necesidad de manipular el producto. También tiene que dormir con las ventanas abiertas independientemente de la temperatura que haya. En cuanto a las comidas, según el chef real Darren McGrady, el padre del Príncipe Guillermo hace tiempo que determinó que en su desayuno debe haber un tazón de jugo y dos ciruelas, aunque únicamente se coma una de ellas. La otra, por tanto, la devuelve para que sus mayordomos la coloquen nuevamente en el frasco.
Por su parte, Tina Brown, la exdirectora de The New Yorker y Vanity Fair, afirmó que, en la mayoría de sus viajes, Carlos pide que le lleven su cama articulada, el asiento del inodoro y una marca concreta de papel higiénico.
Además, según recogen otros medios de comunicación, las manías de Carlos III van todavía más allá. A todo lo narrado anteriormente se suma que el agua de la ducha tiene que estar a una temperatura exacta de 20 grados, que el tapón de la bañera tiene que estar puesto de una manera muy concreta, que esta, a su vez, tiene que estar llena a 18 cm y que la toalla debe estar doblada y colocada de una forma determinada para que el Rey pueda secarse con total facilidad. Sin duda, unas excentricidades que le han convertido en una persona muy cómoda, protocolaria y, sobre todo, bastante dependiente.
Comentarios
tracking