10 de diciembre de 2022

Retrato de Arthur John Priest

Retrato de Arthur John Priest

Picotazos de historia

Arthur Priest, el inglés que sobrevivió al hundimiento del Titanic

Fogonero de profesión, pasó a la historia por haber sobrevivido a cinco hundimientos. Nadie deseaba navegar con él después de aquellos desastres

Arthur John Priest (1887 – 1937) nació en Southampton (Reino Unido) en una familia pobre y de escasos medios. El tercero de doce hermanos, de los cuales diez sobrevivieron a la infancia, apenas tenemos información suya hasta el año 1911, donde aparece inscrito en el censo de Southampton. Consta el fallecimiento de su padre y la ausencia de Arthur del domicilio familiar por trabajo. Anteriormente existe una documentación donde nos lo muestra trabajando a bordo del RMS Asturias, vapor transatlántico encargado del transporte del correo perteneciente a la Royal Mail Steam Packet Company, en 1908. En esa fecha Arthur estaba trabajando como fogonero, un trabajo brutal en el que se acarreaban grandes cantidades de carbón a las calderas con temperaturas que obligaban a trabajar prácticamente desnudos, durante el viaje inaugural del RMS Asturias, cuando este fue colisionado, a la salida del puerto, por otro barco. No hubo que lamentar víctimas ni heridos pero inauguró una carrera laboral, por parte de Arthur, que no ha sido igualada.
El RMS Olympic arribando a Nueva York durante su viaje inaugural, 14 de junio de 1911

El RMS Olympic arribando a Nueva York durante su viaje inaugural, 14 de junio de 1911

Arthur cambió de trabajo en 1911, pasando a acarrear carbón para la White Star Company, la más elegante de las navieras de su tiempo. Enrolado en el RMS Olympic –de la White Star – estuvo presente, en septiembre de 1911, cuando el agua desplazada por el tajamar del buque atrajo a su proa la popa del crucero acorazado HMS Hawke, destrozándola. La proa del Olympic también quedó muy dañada. Al año siguiente (1912 ) Arthur fue trasladado, como parte del equipo de fogoneros y trozo (parte de la tripulación con una asignación específica) antincendios, a un nuevo transatlántico que prometía grandes cosas, su nombre: RMS Titanic.
Pues si, Arthur sobrevivió, no así los novios de sus hermanas Emily y Nellie, quienes se hundieron con el barco. Arthur fue uno de los supervivientes que fueron rescatados de la lancha salvavidas número 15, donde había sido depositado con una pierna herida. Cuando le recogieron ya presentaba signos de congelación.
En 1916 encontramos a Arthur a bordo del RMS Alcántara, mercante transformado en crucero auxiliar, operando para la Royal Navy en el mar del Norte. El 29 de febrero, al noreste de las islas Shetland, interceptaron al corsario alemán Greif con el cual entabló combate. El Alcántara resultó hundido, perdiendo la vida 68 miembros de la tripulación. El sacrificio del Alcántara permitió la llegada del resto de su escuadrón, quienes machacaron al alemán. Por su puesto Arthur salió vivo del naufragio.
Impresión artística de HMS Alcantara y SMS Greif

Impresión artística de HMS Alcantara y SMS Greif

El 21 de noviembre de 1916 tenemos a Arthur a bordo de RMS Britannic, gemelo del Olympic y Titanic, que ya conocemos, cuando el transatlántico fue desfondado por una mina submarina cuando hacía funciones de barco hospital. En el naufragio coincidió con dos colegas de los naufragios del Titanic. Los tres salieron ilesos. El 17 de abril de 1917, abordo del SS Donegal, fue hundido por un torpedo disparado por el submarino alemán UC-21, pereciendo 41 personas. Entre ellos un colega suyo de naufragios del Titanic y el Britannic. Arthur ileso.
Arthur, terminada la guerra, se retiró a su casa en Southampton, donde fallecería de neumonía en 1937. Entrevistado en 1930 declaró que se retiró de la marina «por que nadie quería embarcarse con él» y, sinceramente, no me extraña.
Comentarios
tracking