Fundado en 1910

20 de mayo de 2024

Acto en el patio de la Academia

Acto en el patio de la AcademiaCentro Universitario de Defensa de Zaragoza

La historia de la Academia General Militar de Zaragoza donde la Princesa Leonor comenzará su formación

Fue fundada en 1882 por decreto de Alfonso XII, siendo ministro de la Guerra el general Arsenio Martínez Campos

La Academia general Militar fue fundada el 20 de febrero de 1882, por decreto de Alfonso XII, siendo ministro de la Guerra el general Arsenio Martínez Campos. En aquella primera época, de 1882 a 1893, estuvo situada en el Alcázar de Toledo, siendo su primer director el general José Galbis Abella y el jefe de estudios el coronel de Ingenieros Federico Vázquez Landa. El 17 de julio de 1886 la reina María Cristina, viuda de Alfonso XII, entregó a la Academia su bandera. Durante esa primera etapa cursaron sus estudios 2.250 alumnos en 10 promociones. Toledo se cerró, por Orden del 8 de febrero de 1893, siendo ministro de la Guerra el general López Domínguez, volviendo a ser academia de Armas, colegios y escuela.
Se estableció en Zaragoza en 1927, durante el reinado de Alfonso XIII. La idea del general Miguel Primo de Rivera Orbaneja era establecer una academia donde se formaran los oficiales de los cinco cuerpos. Hasta aquel momento había 5 academias diferentes. La de Infantería estaba en Toledo; la de Artillería en Segovia, la de Caballería en Valladolid, la de Ingenieros en Guadalajara y la de Intendencia en Ávila. Se escogió Zaragoza «por su tradición heroica, por su privilegiada situación y por su proximidad del campo de maniobras Alfonso XXX -hoy San Gregorio».
El 4 de enero de 1928, por Real Decreto, Alfonso XIII nombró –a petición de Primo de Rivera– como primer director de la Academia General Militar de Zaragoza al general Francisco Franco Bahamonde. También se nombró como jefe de estudios al general de brigada Miguel Campins Aura. De esta época es el «Decálogo del Cadete», un tratado de ética que aun rige la formación militar de los alumnos. Durante este segundo periodo cursaron estudios 775 alumnos en tres promociones. Con la llegada de la II República, por Orden de 30 de junio de 1931, siendo ministro de la Guerra Manuel Azaña, se cerró. Azaña consideraba que era ineficaz y que con su cierre podía reducir el gasto militar. Así se volvió a las Academias especiales de las Armas.
En el momento de la despedida Franco les dijo a los cadetes que «¡Disciplina! Nunca bien definida y comprendida. ¡Disciplina! Que no reviste mérito cuando la acción del mando nos es grata y llevadera. ¡Disciplina! Que encierra su verdadero contenido cuando el pensamiento aconseja lo contrario de lo que se nos ordena y el corazón pugna por levantarse en íntima rebeldía, o cuando la arbitrariedad o el error van unidos a la acción del mando. Esta es la disciplina que os enseñamos, esta es la disciplina que practicamos, este es el legado que os ofrecemos». Franco recibió una represión, que fue la única mancha negra en su historial militar.
La Academia General Militar volvió a abrirse, por decreto, el 27 de septiembre de 1940, siendo ministro del Ejército el teniente general José Enrique Varela Iglesias. Los primeros alumnos ingresaron en 1942. En total recibió 170 alumnos. El primer director de aquella nueva etapa fue el general Francisco Hidalgo de Cisneros y Manso de Zúñiga. Su actual director es el general de brigada Manuel Pérez López. Hasta el momento presente han pasado 22.000 oficiales del Ejercito de Tierra, Guardia Civil y Cuerpos Comunes en LXIX promociones de la antigua Escala Superior de Oficiales (ESO) y XVII de la extinguida Escala de Oficiales (desde 1992).
Desfile de alumnos con el uniforme de la época

Desfile de alumnos con el uniforme de la épocaCentro Universitario de Defensa de Zaragoza

La cátedra Miguel de Cervantes

Como hitos de la Academia podemos destacar la incorporación de la Guardia Civil para cursas estudios (1951); La incorporación Cuerpo Nacional de Policía (1979 a 1983); la incorporación, en 1989, de la primera mujer a los Cuerpos Comunes de la Defensa y en 1990 de la primera mujer al Cuerpo General del Ejército de Tierra; el inicio en 2010 del nuevo modelo de Enseñanza Militar de Formación de oficiales que comprende, por una parte, la formación militar general y específica y, por otra, la correspondiente al título de grado de Ingeniería de Organización Industrial.
Además de la instrucción militar debemos referenciar la Cátedra Miguel de Cervantes de las Armas y de las Letras. Esta Cátedra es un órgano de apoyo a la enseñanza que depende directamente del Director de la Academia General Militar. La finalidad de la Cátedra es:
  • Promover, gestionar y desarrollar aquellas actividades formativas de carácter cultural, técnico o humanístico que contribuyan a completar la formación integral de los cadetes y alumnos de la Academia.
  • Contribuir al conocimiento social de la Defensa Nacional de las Fuerzas Armadas, de las relaciones de España con otros estados, Alianzas u Organizaciones Internacionales que procuren la Paz y la Seguridad Internacional, así como el conocimiento de la historia y cultura militar de España.
  • Servir de elemento canalizador de aquellas colaboraciones de carácter cultural con otras Instituciones en cumplimiento de diferentes Convenios o Acuerdos vigentes.

Tercer cadete Borbón

La princesa Leonor será la tercera cadete Borbón que pasará por la Academia Militar de Zaragoza. El primero fue su abuelo Juan Carlos I. En el libro Palabra de Rey de Fermín J. Urbiola podemos leer…
«Don Juan Carlos ingresó en la Academia Militar de Zaragoza (...). Allí fue tratado como un cadete más y no pudo sortear algunas de las típicas novatadas a las que eran sometidos los recién llegados. Según ha reconocido posteriormente don Juan Carlos, durante los primeros días tuvo que gritar '¡Viva la República!' y servir la mesa a los veteranos durante una semana. 'Tuve que pasar por todo. Hacer el reptil por el suelo del dormitorio, dormir con la monja (el sable), me hicieron los rayos X (dormir en una tabla entre dos mesillas de noche), de todo (...). En varias ocasiones me peleé con compañeros que habían emitido en mi presencia opiniones sobre mi padre que no me gustaban. Nos dábamos cita, de noche, en el picadero de la Academia, y allí ajustábamos las cuentas a puñetazos. Varias veces salí de esos encuentros con un ojo a la funerala».
El actual Rey Felipe VI ingresó en la Academia General Militar el 2 de septiembre de 1985. Contaba con 17 años.
Comentarios
tracking