07 de diciembre de 2021

Guardia fronteriza Polonia

Guardia fronteriza Poloniatwitter.com/Straz_Graniczna

Varsovia acusa a Rusia de «agresiones contra Polonia» en su frontera con Bielorrusia

También acusó a Rusia de «manipular el precio del gas para chantajear a la Unión Europea»

El Gobierno polaco acusó este jueves a Rusia de prestar apoyo logístico a Bielorrusia para desencadenar una crisis migratoria en su frontera y encuadró estas acciones en un plan de «agresiones contra Polonia».
Stanisław Żaryn, portavoz del ministro de coordinación de servicios especiales polaco, afirmó este jueves que, «en opinión del Gobierno, la crisis migratoria se está llevando a cabo con un gran apoyo de la Federación Rusa, aunque Moscú no quiere que se le asocie con este problema».
Żaryn aseguró a la agencia pap que «Moscú es uno de los centros de transporte aéreo» usado por los migrantes que más tarde llegan a la frontera polaca, y dijo saber que «la red logística de las líneas de ferrocarril rusas que conectan con las ciudades de la región occidental de Bielorrusia cambió en septiembre».
«Tenemos datos concretos sobre la participación de Rusia en lo que está sucediendo», aseguró el portavoz.
Żaryn relacionó estos hechos con las recientes maniobras militares ruso-bielorrusas 'Zapad', y declaró que Varsovia tiene pruebas de que «la ruta migratoria se puso en marcha durante esas maniobras».
Además, explicó que se debe contemplar este problema como parte de «un rompecabezas» de «acciones agresivas» que incluye «propaganda contra Polonia y ataques electrónicos de hackers».
También acusó a Rusia de «manipular el precio del gas para chantajear a la Unión Europea y conseguir la puesta en marcha del gasoducto Nord Stream 2 lo antes posible», lo que, según Żaryn, también busca «afectar a Ucrania».

Alerta en la frontera

Polonia mantiene en estado de alerta a más de 200 poblaciones en las tres provincias fronterizas con Bielorrusia desde septiembre y ha desplegado a unos 10.000 efectivos en la zona, 6.000 de ellos militares.
El Gobierno planea gastar más de 350 millones de euros en un dispositivo de vigilancia para asegurar los aproximadamente 420 kilómetros de frontera que comparte con Bielorrusia.
Durante el debate parlamentario que tuvo lugar el miércoles para aprobar este presupuesto se produjo un intenso intercambio de opiniones durante el cual la oposición acusó al Ejecutivo de no saber gestionar adecuadamente la crisis.
Debido a un fallo en el sistema electrónico del Parlamento no fue posible completar la votación, aunque algunos diputados denunciaron que no había tal problema, sino que no había presentes los suficientes miembros del partido gubernamental para ganar la votación. Está previsto que hoy se apruebe el presupuesto.

Polémica con el trato a Refugiados

Por otro lado, la emisión de un reportaje de investigación del canal de televisión TVN el jueves, con imágenes de campamentos en la frontera, algunos de ellos niños, ha reavivado la polémica sobre el trato del Gobierno polaco a estos refugiados.
En el reportaje, uno de los médicos que asisten a los refugiados afirma que la situación que viven es inhumana y que «todo el mundo está de acuerdo», menos sus «superiores».
A finales de septiembre, Amnistía Internacional difundió una investigación con imágenes tomadas por satélite que, según esta organización, mostraban cómo las autoridades polacas desplazaron de manera forzosa e ilegal a un grupo de 32 refugiados afganos al lado bielorruso de la frontera.
Según la Guardia de Fronteras polaca, cada día cientos de personas intentan cruzar la frontera de manera ilegal y desde agosto se han registrado más de 14.000 casos.
tracking