27 de noviembre de 2021

Gadafi

Gadafitwitter.com/ImpactoMundo

Elecciones Libia

La comisión electoral libia excluye al hijo del dictador Gadafi de unas elecciones todavía en 'el aire'

Al Gadafi fue excluido porque pesa sobre él una orden de búsqueda y captura dictada por la Corte Penal Internacional por presuntos crímenes de guerra
La Comisión Electoral Suprema de Libia reveló hoy una lista con 25 nombres de candidatos que han sido excluidos de cara a las elecciones presidenciales previstas para el próximo 24 de diciembre, entre ellos el de Saif al Islam, el hijo y supuesto heredero de Muamar al Gadafi, derrocado en 2011.
El la lista preliminar de aceptados sí aparecen, sin embargo, otros nombres controvertidos, como el del mariscal Jalifa Hafter, tutor del Parlamento en el este y hombre fuerte del país, el presidente de la citada Cámara, Aquilah Saleh, o el actual primer ministro interino, Abdulhamid al Debaibah, pese a que este último no ha renunciado a su puesto con tres meses de antelación como exigen los requisitos.
Entre los excluidos también destacan el abogado liberal Ali Zeidane, ex primer ministro de transición (2012), y el antiguo líder del Parlamento, Nouri Abu Sahmain, que al igual que Saif al Islam y el resto de aspirantes descalificados tiene la opción de apelar la decisión.
Según la comisión, todos han sido excluidos por no cumplir algunos de los requisitos listados en la polémica ley electoral, aprobada por el Parlamento en Tobruk -el último elegido en Libia (2014) pero carente de legitimidad- y aceptada por la ONU, pero rechazada por el Consejo de Estado, una suerte de Senado creado por Naciones Unidas durante su fallido plan de reconciliación de 2015.
Entre los que han criticado la ley electoral destaca el primer ministro interino, quien sin embargo ha sido aceptado pese a que la ley exige haber abandonado el cargo y a que se comprometió a no aspirar a la presidencia cuando en marzo fue designado por el Foro para el Diálogo Político de Libia (FDPL), un organismo no electo creado «ad hoc» por la ONU para articular su nuevo plan de reconciliación.
Al Debaibah, vinculado a la ciudad de Misrata, es un multimillonario que hizo fortuna a la vera del régimen durante la dictadura de Al Gadafi.

Crímenes de guerra

En cuanto a las razones para la descalificación de Al Gadafi, cuya candidatura había levantado una ola de protestas en el país, la comisión recordó que pesa sobre él una orden de búsqueda y captura dictada por la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntos crímenes de guerra supuestamente cometidos durante la represión de la revuelta que acabó con la tiranía de su progenitor.
De crímenes de lesa humanidad también se acusa a Hafter, cuya candidatura sí ha sido aceptada, principalmente de parte de la ciudad estado de Misrata, próxima a la capital, que le acusa de haber sobrepasado los límites de la guerra durante la operación militar que lanzó en 2015 para conquistar el sur y el oeste del país, que se frenó a las puertas de Trípoli tras 18 meses de cerco.
Capturado al tiempo que era asesinado su padre, estuvo preso de los rebeldes en la ciudad occidental libia de Zintan hasta que fue dejado en libertad en 2017.
La Fiscalía militar había exigido a la Comisión que rechazara las candidaturas tanto de Saif al Islam como de Hafter por estar ambos acusados de crímenes de guerra.

Elecciones en el aire

La decisión de la Comisión Electoral augura nuevos obstáculos, que sumados a la inesperada renuncia el martes del enviado especial de la ONU para Libia, Jan Kubis, aumentan las posibilidades de un aplazamiento pese al nuevo llamamiento hoy de Estados Unidos, Francia, el Reino Unido e Italia para que al menos la primera vuelta se celebre en la fecha fijada.
Los cuatro países emitieron hoy un comunicado conjunto en el que volvieron a subrayar que los comicios son «capitales» para el futuro de un país sumido en el caos y la guerra civil desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los rebeldes sobre el régimen de Al Gadafi.
A la petición su sumó el martes de forma tímida Rusia, principal apoyo de Hafter, pero no Turquía, el otro estado que más influye en el conflicto libio.

Unas elecciones históricas

Junto a las presidenciales, las primeras desde la independencia de Italia en 1951, están convocadas las legislativas en la misma fecha, para las que ya hay más de 1.300 candidaturas.
tracking