23 de mayo de 2022

Marruecos ministerio de relaciones exteriores

Nasser Bourita, ministro de Relaciones Exteriores de Marruecostwitter.com/Marocdiplo_EN

Marruecos refuerza su cabildeo en Washington para asegurar el apoyo con respecto al Sáhara Occidental

Marruecos se promociona como un baluarte contra el extremismo islámico y como un modelo para las reformas económicas respaldadas por EE.UU.

la Embajada de Marruecos en Washington D.C. está ampliando sus esfuerzos de incidencia en los EE. UU. con la firma de nuevos contratos de cabildeo, incluso con Akin Gump Strauss Hauer & Field, una de las firmas de cabildeo más grandes en este tipo que operan en la capital estadounidense. 
Estados Unidos y Marruecos tienen una relación especial de larga data. Han tenido un tratado de amistad desde 1787, el acuerdo de paz ininterrumpida más largo que Estados Unidos ha mantenido con cualquier país del mundo. 

Marruecos ha recibido más ayuda estadounidense que cualquier otro país árabe o africano, a excepción de Egipto

Según el Institute for Policy Studies desde 1950, Marruecos ha recibido más ayuda estadounidense que cualquier otro país árabe o africano, a excepción de Egipto y desde el comienzo de la guerra por el Sáhara Occidental, Marruecos ha recibido más de una quinta parte de toda la ayuda estadounidense al continente, totalizando más de mil millones de dólares en asistencia militar y 1.300 millones en ayuda económica.
Dicha asistencia militar resulta clave para el control territorial del Sáhara Occidental en guerra permanente con el Frente Polisario que es apoyado abiertamente por Argelia
Mientras tanto, según este centro de pensamiento, también con sede en la capital estadounidense, «Estados Unidos ha guardado silencio sobre los continuos abusos de derechos humanos del gobierno marroquí contra su propio pueblo y Washington ha presionado a Marruecos para que persiga políticas económicas neoliberales cuestionables». 
Con la desaparición de la lógica anticomunista de la guerra fría, Marruecos ahora se promociona como un baluarte contra el extremismo islámico y como un modelo para las reformas económicas respaldadas por Estados Unidos.
En diciembre de 2020 el expresidente Donald Trump, poco antes de dejar la Casa Blanca, reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental en el marco del histórico restablecimiento de relaciones entre Marruecos e Israel lo que además le dio acceso al reino alauita a la compra de los cazas de quinta generación F-35 norteamericanos, hasta entonces vetados al país norteafricano.
El exembajador EE.UU. en Marruecos posando frente a un mapa que incluye al Sáhara Occidental

El exembajador EE.UU. en Marruecos posando frente a un mapa que incluye al Sáhara OccidentalAFP

A pesar de esta ya privilegiada relación bilateral,  la presencia de Marruecos en Washington D.C. se vio reforzada el mes pasado por dos nuevos contratos de cabildeo. Según documentos públicos del Departamento de Justicia de EE.UU. la embajada marroquí habría firmado un acuerdo con la firma de asesoría Yorktown Solutions y con una de las principales firmas de Washington, Akin Gump Strauss Hauer & Field.
Comúnmente conocida como Akin Gump, la firma global es una de las empresas de cabildeo más grandes e influyentes en la escena política estadounidense. Akin Gump es famosa por su actividad política de alto nivel entre los que se incluyen varios ex senadores y congresistas.
Según el diario Morocco World News, los intereses de Marruecos  ahora serán representados por la ex congresista republicana por la Florida y ex presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Ileana Ros-Lehtinen; quien después de una larga carrera de tres décadas en la Cámara de Representantes de EE.UU. se convirtió en uno de los principales cabilderos de Akin Gump.
Según dicho diario, los nuevos movimientos de la embajada marroquí apuntan a reforzar los lazos de Marruecos con Estados Unidos en varios niveles, de una manera que ayudaría al país norteafricano a fortalecer su posición estratégica tanto a nivel regional como internacional, pero sobre todo, como apunta The Africa Report, para asegurarse de que Estados Unidos, bajo la administración Biden, se adhiera al reconocimiento del ex presidente Donald Trump de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental que ha su vez ampliaría su zona marítima colindando con las Islas Canarias. 

Situación del Sáhara

La Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) se estableció por la Resolución 690 del Consejo de Seguridad de 29 de abril de 1991. El plan de arreglo, tal como fue aprobado por el Consejo de Seguridad, establecía un período de transición para preparar la celebración de un referéndum en el que el pueblo del Sáhara Occidental eligiera entre la independencia y la integración con Marruecos.

​El 29 de abril de 2016, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 2285, que apelaba a que las partes del conflicto -Marruecos y el Frente Polisario- dieran muestras claras de comenzar una fase de negociaciones definitiva.
Comentarios
tracking