29 de junio de 2022

Jorge Arreaza (C), candidato derrotado del chavismo a gobernador del estado Barinas

Jorge Arreaza (C), candidato derrotado del chavismo a gobernador del estado BarinasFederico Parra / AFP

Venezuela

El chavismo amenaza con imponer un 'poder paralelo' tras la derrota electoral en Barinas

En el pasado el régimen venezolano ha usado diversas medidas para torpedear la gestión de gobernadores y alcaldes opositores

La clara derrota electoral del chavismo en el simbólico Estado de Barinas, revive los temores de que el régimen de Maduro recurra a las viejas mañas de vaciar de competencias y dejar sin presupuesto a las gobernaciones y corporaciones municipales en las que accede a gobernar la oposición.
Tras las elecciones regionales en 2017, Nicolás Maduro nombró «protectores» de estados -un cargo paralelo a los gobernadores- en varias regiones donde la oposición había vencido. En ese entonces, estas figuras fueron nombradas de forma arbitraria y discrecional en regiones como Mérida o Táchira y les otorgaron responsabilidades y presupuestos correspondientes a los gobiernos regionales.
Sin embargo, el propio Maduro se comprometió en junio a no designar nuevos «protectores» luego de las elecciones del 21 de noviembre del año pasado, como una forma de persuadir a la oposición de participar en unos comicios  cuestionados por una parte de la oposición.
Aunque hasta el momento ha cumplido su promesa de no imponer una figura paralela a los gobernadores y alcaldes recién electos, «ha apelado a otra táctica que tanto él como el fallecido Hugo Chávez ya aplicaron en el pasado en aquellos lugares cuyo control perdieron: vaciarlos de competencias y dejarlos sin presupuesto» según reporta la ONG venezolana Acceso a la Justicia.
Apenas tres días después de que Manuel Rosales, candidato de oposición para la gobernación del estado Zulia ganara la elección, el régimen de Maduro decidió arrebatarle la gestión y administración de los principales aeropuertos de la región. Un día después el también recién electo gobernador del estado Cojedes, el opositor Alberto Galíndez, se quedó sin el control del principal aeropuerto de su Estado.
Según Acceso a la Justicia «el despojo del que han sido víctimas los estados Zulia y Cojedes no es algo nuevo. En 2008, tras perder varias gobernaciones, así como la extinta Alcaldía Metropolitana de Caracas, el chavismo emprendió una ola recentralizadora, sin precedentes hasta el momento. Los gobernadores salientes comenzaron a entregarle al Gobierno Nacional sus competencias».

Una amenaza a la vista

El candidato chavista derrotado, Jorge Arreaza, advirtió a el gobernador electo de Barinas, Sergio Garrido, tener «mucho cuidado (no dé) ni un paso en falso porque no le vamos a permitir que se le haga daño al pueblo de Barinas», dijo en una declaración el también ex canciller del régimen de Maduro.
Su advertencia llegó acompañada de mensajes de otros dirigentes chavistas en redes sociales que aseguraban que Barinas había ganado un nuevo «protector», tal como el propio Arreaza lo dijo en el mensaje en Twitter en el que reconoció la derrota: «seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios».
Según la ONG Acceso a la Justicia «El despojo sufrido recientemente por los estados Zulia y Cojedes podría ser apenas el comienzo de una nueva ola recentralizadora». La ONG recuerda que Maduro presentó a la Asamblea Nacional electa en 2020 dos proyectos de leyes, el de Ciudades Comunales y el del Parlamento Comunal.
Ambos textos -ha advertido Acceso a la Justicia- contienen disposiciones inconstitucionales al crear figuras no previstas a las que se les prometen dar fondos y competencias que en la actualidad ejercen instancias como los estados y, sobre todo, los municipios.
Las decisiones contra los dos estados ahora dirigidos por gobernadores de oposición y los proyectos legales que tiene el régimen de Maduro en sus manos parecen indicar que el chavismo no cede en su intento de construir el llamado 'Estado Comunal' que «no es más que un golpe de estado a la descentralización y a la federación» puntualizó la ONG venezolana. 
Comentarios
tracking