Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador

Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO)twitter.com/lopezobrador

Hispanoamérica

AMLO tilda de «vendepatrias» a los opositores que rechazaron su reforma energética

La reforma era rechazada por los gobiernos y empresas de Estados Unidos, Canadá y España, que advertían sobre un golpe a sus inversiones en el país

La reforma constitucional del sector eléctrico, una de las prioritarias del mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) buscaba limitar al 46% la participación privada en la generación eléctrica, revisar contratos previos y obstaculizar la inversión privada en renovables para favorecer a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE)
Después de que la oposición votara en bloque contra de la reforma, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), órgano cúpula del sector privado, celebró la «responsabilidad» de los legisladores y tendió de nuevo la mano al Gobierno, hablando de impulsar «condiciones» que incentiven la inversión y la innovación, «colaborando» para tener una «industria eléctrica sana».
Además de los partidos opositores -incluidos el influyente PRI y el conservador PAN-, la iniciativa era rechazada por los gobiernos y firmas de Estados Unidos, Canadá (socios de México en el tratado comercial T-MEC) y España, que advertían sobre un golpe a sus inversiones en el país.

Que no digan los vendepatrias que la reforma afectaba, no argumentaron nada en contraAndrés Manuel López Obrador, presidente de México.

«El día de ayer se cometió un acto de traición a México por parte de un grupo de legisladores que en vez de defender los intereses del pueblo, de la Nación, en vez de defender lo público, se convirtieron en francos defensores de empresas extranjeras», dijo el mandatario izquierdista en declaraciones recogidas por AFP.
Desde la semana pasada, López Obrador había adelantado que su proyecto podría no recibir los votos suficientes en la Cámara de Diputados, por lo que dijo que su gobierno ya estaba preparado para dicho escenario.
El presidente mexicano reconoció este lunes que es la primera vez que fracasa una de sus reformas prioritarias. No obstante, en su retórica habitual, rechazó que este «acto de traición» fuera para él una derrota.
«Yo creo que es un triunfo para la democracia. Para demostrar que vivimos en un auténtico Estado de derecho», afirmó el mandatario, quien presumió que mantiene una alta aprobación y que esta votación sirvió para «desenmascarar» a sus adversarios según recoge la agencia EFE.

Nacionalizar el litio

La reforma que se hundió en la Cámara reservaba al menos el 54% de la producción de energía a la CFE, contra el 38% que maneja actualmente.
La iniciativa también contemplaba nacionalizar el litio, un mineral clave para las baterías de autos eléctricos, celulares y nuevas tecnologías. Pese al revés legislativo, López Obrador envió este domingo un proyecto al Congreso con ese fin.
Al no ser una reforma constitucional, esta propuesta solo requiere la mayoría simple en el Congreso, un numero de legisladores que sí tienen el partido gobernante Morena y sus aliados. Para la reforma eléctrica, en cambio, necesitaba el visto bueno de las dos terceras partes de los 500 diputados.
Según Estados Unidos, el mayor socio comercial de México, la reforma habría desatado «litigios interminables» -al supuestamente vulnerar el T-MEC-, «inseguridad jurídica y perjuicios» a sus inversionistas.
La oposición asegura, además, que los cambios hubieran generado daños ambientales y riesgos para las inversiones privadas en el país.
Comentarios
tracking