09 de agosto de 2022

El ministro de Defensa ruso, Sergéi Shoigu, interviene durante una reciente reunión de carácter militar

El ministro de Defensa ruso, Sergéi Shoigu durante una reciente reunión de carácter militarAFP/Ministerio de Defensa de Rusia

63 días de guerra

Rusia acusa al Reino Unido de provocar ataques en su territorio y amenaza con represalias

La Defensa británica señaló que los ataques militares ucranianos para interrumpir las líneas de suministro ruso eran una parte «legítima» de la guerra

En medio de claras señales de que la guerra en Ucrania se convertirá en un largo conflicto de desgaste, el ministro de Defensa de Rusia ha acusado a Reino unido de incitar a Ucrania a realizar ataques en su territorio.
Los señalamientos rusos se producen después de que el ministro de Defensa británico James Heappey dijera que «no era necesariamente un problema» para Ucrania usar armas suministradas por el Reino Unido contra objetivos militares en Rusia.
Según la BBC, Heappey dijo el martes que los ataques militares ucranianos para interrumpir las líneas de suministro ruso eran una parte «legítima» de la guerra y describió las afirmaciones de Moscú de que la OTAN está en conflicto con Rusia como «tonterías».
En una declaración citada por la agencia de noticias Interfax, el Ministerio de Defensa ruso respondió a su contraparte británico: «Nos gustaría enfatizar que la provocación directa por parte de Londres al régimen de Kiev para tales actividades [atacar territorio ruso], conducirá inmediatamente a nuestra respuesta proporcional».
El ministerio también señaló que las fuerzas armadas rusas estaban listas para «lanzar ataques de represalia utilizando armamento de alta precisión y largo alcance» contra «centros que toman decisiones relevantes» en la capital ucraniana, Kiev en caso de que ocurrieran tales ataques. Sin embargo, puede que estas acciones militares por parte de Ucrania ya hayan sucedido.

Ataques en territorio ruso

Rusia sostiene que las fuerzas ucranianas han atacado objetivos dentro de su territorio, incluido un depósito de petróleo y armas en Belgorod, pero Ucrania no ha confirmado ningún ataque.
«Según la información preliminar, un depósito de municiones está en llamas cerca del pueblo de Staraya Nelidovka», a unos veinte kilómetros de la frontera con Ucrania, dijo en Telegram el gobernador de Belgorod, Viasheslav Gladkov.
Así mismo, los gobernadores de las vecinas regiones de Kursk y Voronezh, también cercanas a la frontera con Ucrania, indicaron que la defensa antiaérea había entrado en acción durante la noche de este martes. Según recoge la AFP el gobernador de la región de Voronezh, Alexander Gusev, informó que la defensa antiaérea «destruyó con éxito» un pequeño dron de reconocimiento, cuyo origen no especificó.

«Leña al fuego»

Los países occidentales han donado cientos de millones de libras en ayuda militar a Ucrania desde que Rusia lanzó su invasión en febrero y este martes funcionarios de la OTAN y de la Unión Europea se han reunido en Alemania para discutir más ayuda militar.
El gobierno del Reino Unido ha anunciado que entregará a las fuerzas ucranianas una pequeña cantidad de vehículos con sistemas antiaéreos y ha hecho una propuesta a Polonia para donarles tanques de guerra para que este a su vez, haga llegar a Ucrania una cantidad similar, pero de modelos soviéticos.
El primer ministro Boris Johnson dijo que los ucranianos tenían derecho a protegerse, pero agregó que Reino Unido no quería que la crisis se extendiera más allá de las fronteras de Ucrania según recoge Reuters.
Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, acusó a la OTAN de llevar a cabo una guerra de poder y dijo que las armas occidentales que se entregan a Ucrania serían objetivos justos que podrían ser atacados.
Lavrov afirmó que Occidente estaba «echando leña al fuego» al proporcionar a Ucrania potencia de fuego y reiteró las advertencias de que el conflicto podría conducir a una tercera guerra mundial.
Comentarios
tracking