02 de octubre de 2022

Ejercicios militares rusos previo a la invasión de Ucrania

Ejercicios militares rusos previo a la invasión de Ucraniatwitter.com/mod_russia

63 días de guerra

Rusia apunta sus cañones contra Moldavia y aumenta el temor a la expansión del conflicto

La región separatista prorrusa de Transnistria, al este de Moldavia y fronteriza con Ucrania, podría ser la siguiente etapa de la ofensiva militar rusa en Europa

El apetito expansionista de Rusia parece que no se limita a la región sureste de Ucrania y el dominio pleno de su costa en el Mar Negro. Unos confusos ataques contra objetivos prorrusos en Transnistria, región separatista del este de Moldavia, podrían 'justificar' la intervención de Rusia en un formato similar con el que entró al Donbás ucraniano.
El martes, las autoridades locales de Transnistria dijeron que dos antenas de transmisión de radio rusas fueron voladas, y que desconocidos atacaron el ministerio de seguridad del estado de la región en Tiraspol con un lanzagranadas de mano.
Transnistria, autoproclamada independiente en 1992, limita con el oeste de Ucrania y está controlada por separatistas prorrusos albergando permanentemente a unos 2.000 soldados rusos, así como a un gran depósito de armas.
El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Andrey Rudenko, dijo el martes que Moscú «estaba preocupado» por la serie de explosiones recientes en Transnistria y dijo que a Rusia «le gustaría evitar un escenario» en el que Transnistria se vea arrastrada a la guerra.
Sin embargo, el diplomático ruso se negó a descartar que la región separatista de Moldavia, se vea involucrada en una expansión de la guerra de Ucrania, en una posible escalada del conflicto a otro país europeo.

Operaciones de «bandera falsa»

Hablando con periodistas en Moscú, Rudenko dijo que la «situación con las explosiones» en la región indicaba que «ciertas fuerzas» detrás de los ataques estaban interesadas en crear «otro foco de tensión en Europa», una referencia a los dos ataques contra objetivos prorrusos en la región separatista.
Según la inteligencia ucraniana, citada por el periódico The Kyiv Independent, los ataques serían obras del mismo ejército ruso en una operación de «bandera falsa» para acusar a los ucranianos de ser los responsables y justificar una nueva intervención del Kremlin.

Transnistria en la «próxima etapa»

Los incidentes podrían ser utilizados por Rusia para abrir un nuevo frente occidental e iniciar una nueva invasión del territorio ucraniano desde Transnistria, que tendría como objetivo sitiar la ciudad de Odesa y conquistar la costa del Mar Negro que todavía controla Ucrania.
El portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, Dmitry Peskov, dijo el martes que estaba «preocupado» por las noticias que salieron de Transnistria, mientras que el líder de la autoproclamada república en Donetsk, Denis Pushilin, dijo a RIA Novosti que Moscú debería «tener en cuenta lo que está sucediendo en Transnistria» al planificar la próxima etapa de su campaña militar.
La semana pasada, un alto comandante ruso dijo que el objetivo de la nueva ofensiva de Rusia era tomar el control del sur de Ucrania y obtener acceso a Transnistria, lo que generó preocupaciones de que el pequeño país de Europa del Este podría convertirse en un nuevo punto álgido en las crecientes tensiones entre Moscú y Occidente.

Moldavia en alerta

La presidenta de Moldavia, Maia Sandu, convocó una reunión de su consejo de seguridad el martes tras los dos incidentes. Después de la reunión, Sandu dijo que ciertas «fuerzas dentro de Transnistria» no identificadas estaban «a favor de la guerra» y estaban interesadas en desestabilizar la situación en la región.

El Ministerio de Seguridad, del gobierno moldavo dijo que la explosión tenía como objetivo «crear pretextos para tensar la situación de seguridad» en la región disidente.
Comentarios
tracking