04 de julio de 2022

Una mujere camina frente a un edificio destrozado en Bakhmut, población del Donbás

Una mujere camina frente a un edificio destrozado en Bakhmut, población del DonbásAFP

88 días de guerra en Ucrania

Furiosa ofensiva rusa en 45 localidades del Donbás

Los ataques mataron a nueve civiles en un solo día, y Volodimir Zelenski renuncia a un posible alto el fuego

Ucrania descarta un alto el fuego. Así lo anunció su presidente, Volodimir Zelenski, durante un discurso en el que señaló que Rusia había recrudecido brutalmente su ofensiva en el Donbás. El presidente ucraniano asumió que el destino de Ucrania como país libre se decidirá con el desenlace de esta guerra.
Tras declarar el control total del Azovstal, último bastión de la resistencia ucraniana en la ciudad portuaria de Mariúpol, las fuerzas de Rusia multiplicaron sus ataques en el este del país, donde Ucrania pugna por defender sus provincias prorrusas del Donbás, Donetsk y Luhansk.
La Agrupación Oficial de Fuerzas Unidas informó de que los bombardeos de las tropas rusas contra 45 núcleos poblacionales en la región causaron la muerte de nueve civiles.
«Los bombardeos enemigos mataron a nueve personas e hirieron al menos a 13», precisa la organización gubernamental en un mensaje en Facebook que recoge la agencia Ukrinform.
Las unidades del Servicio Estatal de Emergencias, que forman parte de la agrupación de las Fuerzas Unidas, «continúan con las operaciones de búsqueda y rescate, la información está siendo aclarada», agregaba el comunicado.
En el este de Ucrania, los ataques rusos destruyeron o dañaron por completo alrededor de 100 objetos civiles.
Entre las infraestructuras afectadas figuraban 79 edificios residenciales, una escuela de música, el edificio del Instituto de Lenguas Extranjeras, un edificio administrativo del Ministerio de Ecología, y un taller de una planta de fabricación de maquinaria, entre otros.
Bombardearon también un puente de carretera, una vía ferroviaria, una estación de bomberos, vehículos civiles y de rescate, líneas eléctricas, tuberías de gas y otras instalaciones.
En la región de Donetsk, el Servicio Estatal de Emergencias extinguió cinco incendios, mientras que en la región de Luhansk esta tarea fue imposible en algunos núcleos poblacionales «debido al intenso bombardeo».
Además, artificieros del Servicio Estatal de Emergencias neutralizaron siete artefactos explosivos en el distrito de Pokrovsk.
Frente al destrozo, los socorristas arriesgaron su vida bajo los bombardeos para realizar tareas de desescombro, llevar agua a las zonas afectadas de Avdiivka, Bilytske, Krasnohorivka y Lysychansk, y ofrecer ayuda humanitaria en Pokrovsk a los desplazados.
Mientras tanto, en Bajmut y en Siversk, continúan los trabajos para la retirada de escombros, siempre según la información gubernamental recogida por EFE.
Los equipos de rescate evacuaron en las últimas 24 horas a 808 personas de las zonas de combate y hoy estaba prevista la salida a las 16.00 hora local de un tren de evacuación con la ruta Pokrovsk - Dnipro - Leópolis.
El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, confirmó en su habitual videomensaje diario que «la situación en el Donbás es muy difícil», y el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania precisó que Rusia está intensificando los ataques en esta zona del este de Ucrania e intenta avanzar hacia Slovyansk y Severodonetsk.
Comentarios
tracking