09 de agosto de 2022

Serguei Lavrov Rusia

El impasible ministro ruso de Exteriores, Serguei LavrovAFP

Un periodista ucraniano pone en apuros a Lavrov: «Además de los cereales, ¿qué más nos está robando Rusia?»

El ministro ruso de Exteriores afirma que Rusia no bloquea los puertos ucranianos y está dispuesta a permitir la exportación de grano

Entre balbuceos y risas nerviosas, y después de pedir que le repitieran la pregunta, el ministro de Exteriores ruso negó a un periodista ucraniano que Rusia robe grano u otros recursos en los territorios que su ejército ocupa en Ucrania.
«Los ucranianos siempre estáis preocupados por robar y creéis que los demás somos así», acertó a contestar Serguei Lavrov en una respuesta incoherente.
Muslim Umegrow, periodista de la televisión pública ucraniana, planteó una pregunta improvisada a Lavrov durante la rueda de prensa que ofreció el miércoles junto a su homólogo turco en Ankara, Mevlut Cavusoglu.
«Además de los cereales, ¿qué otros bienes ha robado Rusia a Ucrania para venderlos?», preguntó Umegrow al titular ruso de Exteriores a bocajarro.
Tras su primera contestación, Lavrov logró reponerse a la sorpresa por una situación a la que no está acostumbrado en Rusia, donde toda la prensa es afín al gobierno, y tomó carrerilla para colocar su mensaje propagandístico.
«Nuestros objetivos en Ucrania son públicos: queremos salvar a la gente de la represión del régimen neonazi. Rusia no pone obstáculos al grano. Se puede transportar libremente. Para que pueda salir de los puertos, basta con que el señor Zelenski, si es que todavía está al mando, dé la orden de desbloquear los puertos», dijo Lavrov.
Serguei Lavrov viajó el martes a la capital turca para negociar con Turquía, que actúa de intermediaria en el conflicto, la apertura de corredores marítimos que permitan la salida de los barcos mercantes cargados de cereales de los puertos ucranianos.
Lavrov aseguró en la rueda de prensa que «nosotros estamos dispuestos a garantizar la seguridad de los barcos que parten de los puertos ucranianos».
El plan, respaldado por la ONU, implicaría que barcos turcos escoltarían a los buques mercantes.
El bloqueo de los puertos ucranianos debido a la guerra, en particular el de Odesa, ha puesto en riesgo de hambruna a muchos países dependientes de los cereales de Ucrania, cuarto exportador de maíz del mundo y tercero de trigo.
Ucrania, sin embargo, se niega a desminar las aguas circundantes del puerto de Odesa y desconfía de las garantías rusas.
El temor del gobierno ucraniano es que Rusia aproveche la retirada de las defensas marítimas para lanzar una operación anfibia con el objetivo de conquistar la ciudad portuaria.
Además, Ucrania ha denunciado que Rusia está saqueando las reservas de cereales en los territorios ocupados y exportándolos desde el puerto de Mariúpol.
Comentarios
tracking