07 de julio de 2022

Destrucción Járkov Ucrania

Devastación causada por los bombardeos rusos en la ciudad de JárkovAFP

110 días de guerra en Ucrania

Demostrado: Rusia emplea armas prohibidas para convertir Járkov en tierra quemada

Con el empleo de estas armas, el ejército ruso está provocando de forma deliberada cientos de muertes entre la población local de la ciudad

Rusia está empleando de forma masiva bombas de racimo contra áreas residenciales de la ciudad de Járkov para causar el mayor número de víctimas civiles posible y convertir el entramado urbano de la localidad en un infierno.
Según un informe difundido por Amnistía Internacional, existen pruebas de que Rusia emplea de forma continuada estas y otras armas prohibidas en su ofensiva en el este de Ucrania.
Según la ONG de defensa de derechos humanos, con estas armas Rusia ha matado a cientos de civiles en la ciudad de Járkov.
La información difundida por Amnistía Internacional la confirmó la BBC que recorrió varios lugares de impacto de bombardeos rusos en barrios residenciales de Jarkóv y recogió testimonios y evidencias del empleo de bombas de racimo.
El uso de bombas de racimo está restringido en virtud de la Convención sobre Municiones de Racimo, tratado internacional en vigor desde el año 2010.
Sin embargo, importantes potencias militares como Rusia, Estados Unidos o China no han ratificado la Convención, por lo que se consideran libres de emplear este tipo de armamentos especialmente letales para la población civil.
Las bombas de racimo explotan en el aire y liberan un cargamento de bombas más pequeñas que impactan sin control en una zona muy amplia.
Este armamento causa graves daños en zonas alejadas del objetivo militar, por lo que los civiles se encuentran muy expuestos a sus efectos.
Además, muchas de estas pequeñas bombas no hacen explosión de forma inmediata y permanecen latentes un tiempo, hasta que explotan si alguien las manipula, o incluso de forma espontánea.
La organización Human Rights Watch (HRW) ha analizado las fotografías proporcionadas por la BBC y ha confirmado que se trata de huellas de este tipo de armamento.
«Esos impactos tienen la firma clásica de las municiones de racimo», aseguró Mark Hizney, de HRW, en declaraciones a la BBC.
«Este tipo de armas no debería usarse nunca», declaró a la BBC la asesora de Amnistía Internacional, Donatella Rovera. «Tienen un efecto devastador y causan muchas muertes y heridas entre civiles».
Su empleo, aseguró, «equivale a atacar a los civiles de forma deliberada. Rusia no puede argumentar que desconoce el efecto de emplear este tipo de armas».

Contraofensiva en Járkov

Rusia está sometiendo a la ciudad de Járkov a un bombardeo constante para tratar de frenar la contraofensiva ucraniana es la región y recuperar terreno perdido.
Según el Institute for the Study of War, en las últimas horas las tropas rusas han atacado las ciudades de Starytsya y Rubizhne en la región de Járkov, pero las defensas ucranianas rechazaron la ofensiva.
Ucrania está centrando sus esfuerzos en la ciudad de Ternivka para lograr establecer la línea de contacto con el enemigo en la misma frontera de Rusia.
Sin embargo, a pesar de un impulso inicial fuerte que permitió desalojar a los ocupantes rusos de gran parte de la región, el ejército ucraniano agotó su capacidad ofensiva en este punto y la situación ha entrado en fase de bloqueo.
Comentarios
tracking