01 de julio de 2022

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, el pasado 10 de junio, en una rueda de prensa junto con el presidente de Turkmenistán

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, el pasado 10 de junio, en una rueda de prensa junto con el presidente de TurkmenistánGTRES

Guerra Ucrania-Rusia

Putin desconecta a Rusia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos para eludir responsabilidades

Rusia, que el año pasado lideró las condenas de Estrasburgo, deja de reconocer formalmente la jurisdicción de un organismo que podría imponerle sanciones por la invasión de Ucrania

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, rubricó y convirtió en ley este sábado los proyectos de ley para poder abandonar el cerco del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y dejar sin validez cualquier sentencia que se aplique sobre su país.
De esta manera, el TEDH no contará con competencia para revisar los fallos de los tribunales rusos, en base al artículo 7 del Consejo de Europa, según ha notificado la Federación Rusa al organismo, que prevé la retirada de cualquier país miembro tras una comunicación formal, como informa Europa Press.
Esta nueva medida de aislamiento internacional llega después de que el pasado mes de marzo Rusia formalizara su expulsión del Consejo de Europa, sobre cuyos países miembros recae la jurisdicción del TEDH, con sede el Estrasburgo (Francia). Rusia denunció entonces que éste siempre se plegaba a las tesis de Occidente.
La realidad es que Putin evita, así, que su país se vea obligado legalmente a asumir las presumibles condenas por la invasión de Ucrania, en la que se están fiscalizando numerosos crímenes de guerra.
Bien es verdad que desde que en 2015 el Tribunal Constitucional ruso sentenció que sólo podían cumplirse las sentencias de Estrasburgo que se ajustaran a la Constitución rusa, el país exsoviético ya consideraba condenas «no ejecutables» muchas de ellas, según denuncian organismos como Amnistía Internacional.

Líder en condenas

Cabe recordar que en 2021 Rusia ya lideraba el número de condenas del tribunal por violar los derechos humanos, con 219. Precisamente, Ucrania ocupaba la segunda posición, con 194, según el informe anual del TEDH, que ese mismo año condenó a España en diez ocasiones, por las siete de Francia o las tres de Portugal.
Ahora Putin impide que se implementen las condenas con fecha posterior al 15 de marzo –menos de un mes después del comienzo de la guerra–, cuando oficializó la salida de Rusia del Consejo de Europa.
Asimismo, la firma de estos decretos provoca que Rusia solamente deba pagar los fallos del TEDH anteriores a esa fecha en rublos, la moneda rusa, y solo en cuentas de bancos rusos. Según precisa la agencia rusa Tass, la Oficina del Fiscal General de Rusia sí podrá seguir realizando los pagos de acuerdo con las decisiones del tribunal hasta el 1 de enero del próximo año.
El TEDH informó a finales de marzo, tras el anuncio de la salida de Rusia, de que seguiría examinando las denuncias presentadas contra el país hasta el 16 de septiembre, que es cuando dejaría de estar formalmente atado a la institución. La desvinculación se producirá pasados seis meses de la formalización, según determinó entonces el Comité de Ministros del Consejo.

El precedente de Georgia

Rusia ya se las tuvo que ver con el TEDH tras la guerra contra Georgia, en una condena que llegó 13 años después del conflicto, pero llegó. Fue a comienzos de 2021, cuando el tribunal condenó a Rusia por torturas y malos tratos durante el periodo inmediatamente posterior a la guerra.

La sentencia abarcaba el envío de tropas a la región separatista de Osetia del Sur. Éstas llevaron a cabo actos de tortura y de malos tratos contra una treintena de prisioneros de guerra y detenciones arbitrarias y tratos inhumanos y degradantes contra la población civil. El fallo del tribunal, sin embargo, no acarreó sanción alguna.
Comentarios
tracking