Fundado en 1910

24 de julio de 2024

Protestas contra la dictadura cubana frente al Capitolio en La Habana

Protestas contra la dictadura cubana frente al Capitolio en La Habana (11 Julio 2021)Yamil Lage / AFP

Hispanoamérica

La dictadura castrista ya ha condenado a 381 manifestantes del '11 julio'

Las protestas que estallaron en julio de 2021 demandando comida y libertad dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos

Sedición, sabotaje, robo con fuerza y violencia; atentado, desacato y desórdenes públicos son los delitos que la Fiscalía del régimen cubano imputa al más de millar de presos políticos tras la históricas protestas del 11 y 12 de julio de 2021.

Casi un año después, 381 manifestantes que participaron en las protestas ya fueron condenados en Cuba incluidos 36 que recibieron penas de hasta 25 años de cárcel por sedición, informó este lunes la Fiscalía General del régimen.

Las protestas que estallaron el 11 de julio del año pasado al grito de «Tenemos hambre» y «Libertad» dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, cientos de los cuales siguen en prisión, según la organización civil Justicia 11J.

La fiscalía dijo en un comunicado al que tuvo acceso la Afp que las sentencias son definitivas, pues estas 381 personas apelaron ante el Tribunal Supremo las condenas que les fueron impuestas tras juicios sumarios.

A otros 84 detenidos, incluidos 15 adolescentes con edades entre 16 y 18 años, les fue conmutada «la sanción de privación de libertad por otras penas alternativas que no implican (...) su ingreso a prisión», y podrán saldar sus condenas con «trabajo correccional con y sin internamiento» de acuerdo a la Fiscalía del régimen comunista.

En Cuba la mayoría de edad se adquiere con 18 años, pero la responsabilidad penal y de servicio militar se aplica desde los 16

La dictadura cubana había informado el 25 de enero que 790 personas, entre ellas 55 menores de 18 años, habían sido encausadas por las manifestaciones de julio.

El régimen de La Habana afirmó que las manifestaciones, las mayores registradas en la isla desde el triunfo de la revolución en 1959, fueron organizadas desde Estados Unidos.

De su lado, Washington ha considerado excesivas las sentencias impuestas a los participantes en las protestas y exigido insistentemente la liberación de todos esos presos políticos.

Comentarios
tracking