09 de agosto de 2022

Lavrov ministro ruso de Exteriores

El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, durante una intervención en el KremlinAFP

114 días de guerra en Ucrania

Lavrov exhibe en público su cinismo: «Rusia no ha invadido Ucrania»

El ministro ruso de Exteriores afirma que las muertes de civiles son «una lástima», pero Rusia «no se avergüenza de ser quién es»

Rusia no ha invadido Ucrania, la muerte de civiles ucranianos bajo las bombas rusas son «una gran lástima» y Ucrania comete genocidio en el Donbás.
En un asombroso ejercicio de cinismo, el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, justificó ante las cámaras de la BBC la agresión rusa a Ucrania y exculpó a Moscú de la destrucción del país.
Si bien reconoció que «Rusia no está absolutamente limpia, Rusia es lo que es y no nos avergonzamos de mostrar quiénes somos».
En la entrevista a la televisión británica, Lavrov afirma que «no invadimos Ucrania. Declaramos una operación militar especial porque no teníamos otra forma de explicarle a Occidente que arrastrar a Ucrania a la OTAN era un acto criminal».
Las declaraciones de Lavrov sorprenden cuando, desde el pasado 24 de febrero, más de 100.000 soldados rusos participan en una ocupación militar de Ucrania, las bombas rusas arrasan las ciudades ucranianas y el ejército ruso ocupa el 30% del territorio ucraniano en una amplia franja que se extiende como una media luna por el sur y este del país.
Insistió en que Ucrania está gobernada por nazis y atribuyó a noticias falsas difundidas por Occidente las informaciones sobre crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas.
Sobre las muertes de civiles en los bombardeos, señaló que «es una lástima», pero insistió en que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Secretario General de las Naciones Unidas están presionados por las potencias occidentales para responsabilizar a Rusia de la muerte de civiles.

«Rusia ha perdido»

Frente al discurso ruso, en Occidente se insiste en la hipótesis de que las tropas rusas se encuentran al borde del colapso, a pesar de que mantienen su empuje y siguen conquistando nuevos territorios y afianzando los ya conquistados.
El almirante Sir Tony Radakin, jefe de las fuerzas armadas británicas, afirmó, en declaraciones realizadas a PA Media y recogidas por The Guardian, que Rusia «ya ha perdido estratégicamente la guerra».
Según afirmó, Rusia es ahora «una potencia más pequeña». «Rusia está cometiendo un terrible error. Nunca tomará el control de Ucrania».
El almirante Radakin destaca que Rusia ha perdido el 25% de su poder militar terrestre a cambio de «pequeñas» ganancias territoriales.
En ese sentido, aseguró que si bien Rusia ha logrado «éxitos tácticos» en las últimas semanas y seguirá obteniendo ganancias territoriales en las próximas, se ha dejado por el camino una cuarta parte de su poderío militar.
«Rusia tiene vulnerabilidades porque se está quedando sin personal y se está quedando sin misiles de alta tecnología», añadió.
En definitiva, su poder se ha reducido, «mientras que la OTAN es ahora más fuerte y podría ampliarse con la incorporación de Finlandia y Suecia».
Comentarios
tracking