18 de agosto de 2022

Zelenski Macron Ucrania Francia

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, junto al francés, Emmanuel MacronAFP

114 días de guerra en Ucrania

Kiev se convierte en parada obligada para todos los líderes de las democracias occidentales

La presencia de Macron, Scholz y Draghi en el país consolida a Kiev como símbolo de la democracia frente al auge del autoritarismo

La visita a Ucrania este jueves del presidente francés, Emmanuel Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, puso de relieve la importancia que la ciudad de Kiev ha adquirido como símbolo de las democracias liberales.
La invasión rusa de Ucrania adopta con cada vez mayor contundencia la forma de una guerra entre dos modelos de Estado y convivencia político-social: el democrático y el autoritario.
La llegada de los tres mandatarios europeos tiene lugar semanas después de que otros responsables extranjeros hicieran lo mismo para mostrar su apoyo a Kiev tras la invasión rusa, indica AFP.

Primeros jefes de gobierno

El 15 de marzo, los primeros ministros polaco, checo y esloveno viajaron juntos en la primera visita de dirigentes extranjeros a la capital ucraniana desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.
Al término de la visita, el jefe de gobierno polaco, Mateusz Morawiecki, instó a la Unión Europea a «dar rápidamente a Ucrania el estatuto de candidato» a la adhesión al bloque.

Visita de Boris Johnson

El 9 de abril, el jefe del gobierno británico, Boris Johnson, fue el primer dirigente del G7 en viajar a Kiev.
Johnson, que llegó en tren desde Polonia, fue filmado caminando por las calles de la capital ucraniana con el presidente Volodimir Zelenski.
El responsable británico dijo querer mostrar el «apoyo inquebrantable» de su país y rindió homenaje al ejército ucraniano por «el mayor acto de armas del siglo XXI».
«Esta visita es una manifestación del apoyo decisivo, fuerte y constante del Reino Unido a Ucrania. Lo apreciamos y nos acordaremos siempre», dijo Zelenski.

Charles Michel, bajo los bombardeos

La víspera de la visita de Johnson, fue la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien viajó a Kiev.
«Rusia caerá en la descomposición económica, financiera y tecnológica, mientras que Ucrania camina hacia un futuro europeo», indicó. Von der Leyen volvió a Kiev el 11 de junio y prometió una respuesta rápida al pedido ucraniano para su estatuto de candidato a la UE.
Otro responsable de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, también viajó a Ucrania. «La Historia nunca olvidará los crímenes de guerra que se cometieron aquí», declaró en su primera vista el 20 de abril.
En su segundo desplazamiento, el 9 de mayo, a Odesa, el responsable corrió más riesgo: Michel tuvo que refugiarse debido a los bombardeos rusos contra esta gran ciudad portuaria del sur del país.

Guterres, «conmocionado»

El 28 de abril, misiles rusos cayeron en Kiev en plena visita del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, «conmocionado», según su portavoz.

Pedro Sánchez

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció durante su visita a Kiev, el 21 de abril, que su país iba a enviar 200 toneladas más de material militar a Ucrania.

Jill Biden

Aunque el presidente estadounidense, Joe Biden, todavía no ha viajado a Ucrania, su esposa Jill efectuó una breve visita sorpresa el 8 de mayo, durante la cual se reunió con la primera dama ucraniana, Olena Zelenska, en una escuela cercana a la frontera eslovaca. «El pueblo estadounidense está junto al pueblo ucraniano», aseguró.
Comentarios
tracking