10 de agosto de 2022

Antonio Ledezma en El Debate

Antonio Ledezma en un momento de la entrevista en El DebatePaula Argüelles

Entrevista a Antonio Ledezma, ex alcalde Caracas

«No me explico cómo Zapatero apoya un régimen tan depravado como el de Maduro»

El opositor que logró huir del régimen de Maduro acaba de publicar La tumba, en la que hace repaso de la situación de Venezuela, da cuenta de las mazmorras y de las torturas de la dictadura

«Puede haber debates y gente que echa leña a la hoguera para provocar un incendio, pero España es la madre patria. Eso es una realidad». Antonio Ledezma reflexiona en El Debate sobre la ola antiespañola que se ha extendido los últimos años de norte a sur de América.
El alcalde de Caracas, que fue despojado de su cargo, «secuestrado» y que logró fugarse de la dictadura de Nicolás Maduro, acaba de publicar La tumba, un libro que sacude la conciencia de demócratas y de cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Ledezma explica las razones del título: «Porque Venezuela es la tumba de los derechos humanos».
–¿En qué punto se encuentra Venezuela?
–El Estado se ha degradado de tal manera que en el país no hay ni siquiera una dictadura convencional como la que funcionaba en los tiempos de Pinochet o aquí en los de Franco. Entonces, por ejemplo, había códigos, leyes e instituciones. En Venezuela tenemos una copia al carbón de Somalia.
–¿Domina Nicolás Maduro todos los poderes del Estado?
–Los controla como un titiritero. No hay justicia, el poder Legislativo no es más que una comparsa de personas que se mueven al compás de los intereses de la dictadura… La Fiscalía no actúa de buena fe, sino como un operador político que monta expedientes para los que rodean a Maduro... Esa, es la realidad de Venezuela.

Hay 18.000 bandas y mega bandas, que son las organizaciones especializadas en secuestros, asaltos, robos y sicariato

–¿El poder está únicamente en sus manos o es compartido?
–En Venezuela no hay un Gobierno, hay una corporación criminal. El territorio se lo han repartido entre grupos de delincuentes. Las narcoguerrillas de las FARC y el ELN operan en sus parcelas, hay contabilizadas 18.000 bandas de un mínimo de tres integrantes. Luego están las llamadas mega bandas, que son las organizaciones especializadas en secuestros, asaltos, robos y sicariato (asesinos a sueldo). Estas actúan en combinación con otras que controlan una cárcel desde donde ordenan cometer los delitos mencionados… Es un país en manos del hampa.
Antonio Ledezma durante la entrevista en EL DEBATE

Antonio Ledezma durante la entrevista en EL DEBATEPaula Argüelles

–¿A quién habría que sentar en el banquillo de los acusados?
–A Maduro, a Diosdado Cabello, a Padrino López … al director del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia), que es el que manejan todos los procesos de tortura... A Jorge Rodríguez, que es otro operador que se esconde tras la falsa fachada del diálogo, pero es un operador fundamental para el sostenimiento del régimen…
–Están todos en su libro y su recuerdo resulta muy doloroso. ¿Qué le impuso a escribir 'La tumba'?
–El deseo de que quede un testimonio, una prueba para la posteridad de todo el suplicio y el martirio que han vivido millones de venezolanos. Por eso lo hice, más que hablar de mí mismo, intento hacer un homenaje póstumo a las víctimas.
–Usted es una víctima…
–Pero, al fin y al cabo, estoy vivo. Miles de personas han muerto y todavía centenares de venezolanos siguen presos y en este momento, están siendo torturados. Muchos de los que no están detenidos tienen prohibido salir del país y deben presentarse todas las semanas en los tribunales. Es una manera de humillarles.

El helicoide iba a ser un centro comercial. Se llegó a plantear que Dalí se incorporase al proyecto y hasta Pablo Neruda elogió el proyecto

Usted cuenta que 'La tumba' fue una de las cárceles donde estuvo retenido…
–La Tumba es una de las cinco o seis cárceles que yo describo. También hablo del Helicoide (centro de tortura emblemático). La idea original es que fuera un gran centro comercial. A mediados del siglo pasado estuvo interesado en el proyecto hasta Salvador Dalí. Se llegó a plantear que Dalí se incorporase con diseños suyos. Incluso Pablo Neruda elogió el proyecto y David Rockefeller estuvo interesado como inversionista.
Antonio Ledezma en El Debate

Antonio Ledezma en El DebatePaula Argüelles

–Esa historia es desconocida pero…
–Ya, y resulta que ese gran proyecto que deslumbraba al mundo en aquellos años, ha terminado siendo una de las cárceles en las que Maduro apresa, tortura y mata. Allí murió el general Baduel (Raúl), que salvó a Hugo Chávez y lo repuso en Miraflores (cuando le dieron un golpe de Estado) y allí murió Rodolfo Hernández, un piloto preso al que vinculaban conmigo. Le ofrecieron ventajas si me acusaba, pero él se resistió y terminó muriendo en El Helicoide.
–También explica cómo son las mazmorras.
–Hablo de los calabozos de la Dirección de Inteligencia Militar, que están en un edificio que funciona en un sector conocido como Bodeguita en la ciudad de Caracas. Allí funciona el Cuarto de los locos, que no hace falta explicar el motivo del nombre; la nevera o la pecera que son tanques de agua helada donde meten a los presos…
–El ataúd, quizás, sea uno de los que más impresiona.
-Es un calabozo parecido a un ataúd en vertical, donde solo cabe la persona de pie que la meten allí esposada. Hay muchas modalidades de tortura, la asfixia con una bolsa que además rocían con pesticidas… Como lo que ves en las películas de Netflix.
Antonio Ledezma durante la entrevista en EL DEBATE

Antonio Ledezma con su libro en la sala de juntas de EL DEBATEPaula Argüelles

–¿Cómo valora el papel que han desempeñado, por un lado, Felipe González y, por otro lado, el expresidente Zapatero, siendo los dos del mismo partido?
–Felipe González es un apóstol de defensa de la democracia, de los valores. Está luchando por el restablecimiento de los valores y principios que le dan forma a una democracia. En el caso de Zapatero resulta inexplicable, porque tiene que saber que ese es un régimen que está relacionado con el narcotráfico. El Instituto de Estudios de Crímenes del Mundo acaba de dar un informe que coloca a Venezuela entre los cuatro países del mundo que producen cocaína. O sea, ya no somos el país petrolero, sino el país cocalero.
–Además, está la miseria.
–Zapatero sabe que no es una fantasía ni una narrativa de ficción cuando se habla de que el 94 % de la población está en condiciones de pobreza, que hay más de 400.000 niños que acusan desnutrición crónica, que hay un colapso de los servicios públicos. Más del 90 % de los hogares no recibe agua potable, siendo Venezuela un país con las mayores reservas hídrica del mundo. Han regresado las epidemias, el paludismo, el sarampión, todo eso lo sabe el señor, el señor Zapatero
–También posee las mayores reservas potenciales de hidrocarburos del mundo.
–En Venezuela la gente lucha por conseguir unos litros de gasolina. En Venezuela la gente ha tenido que recurrir ahora a la leña para cocinar, porque hay escasez de gas. Ese gas que tanto necesita España y con el que manipula Putin a Europa.
Cómo uno puede encontrar alguna justificación para que alguien que se supone que tiene experiencia puede dos veces presidente de España, que tiene formación política, pueda estar convalidando un régimen tan depravado como el régimen de Maduro.
–¿Cómo vive el exilio?
–Los venezolanos, más que exiliados, somos desterrados. Aparte, necesitamos la homologación de los títulos profesionales de médicos, odontólogos, ingenieros, porque si algo se reconoce es que la diáspora venezolana está compuesta en buena medida por gente con talento. Hay venezolanos que quieren trabajar para ganarse la vida dignamente, pero necesitan carnet de conducir y no lo homologan.
–Al final, en 'La tumba' habla...
–... Hablo de la tragedia humana y hablo de todo el entramado que tiene el régimen para perseguir y torturar a los venezolanos. La tumba es una de las cárceles que yo describo en este libro.
Comentarios
tracking