01 de julio de 2022

Kaliningrado Rusia

Imagen de archivo del centro de KaliningradoAFP

119 días de guerra en Ucrania

Pánico en Kaliningrado ante el posible desabastecimiento por las restricciones al tráfico ferroviario

Rusia ha amenazado a Lituania con grandes consecuencias si no restablece el tráfico de mercancías con su enclave europeo

La decisión de Lituania de interrumpir el tráfico de mercancías terrestres con el enclave ruso de Kaliningrado ha desatado el pánico entre sus habitantes.
Kaliningrado, rodeada por Polonia y Lituania, países de la Unión Europea y de la OTAN, depende en gran medida de las importaciones por vía terrestre para sobrevivir.
La estabilidad del territorio es esencial, ya que en esta región mantiene la base de su Flota del Báltico y alberga sus misiles Iskander, con capacidad nuclear.
Lituania adoptó el sábado pasado la interrupción del tráfico ferroviario de determinadas mercancías en aplicación de las sanciones impuestas a Rusia por la Unión Europea.
Ruta bloqueada Kaliningrado

Ruta bloqueada por Lituania en KaliningradoKindelán

El tránsito de pasajeros y de mercancías no sancionadas por la Unión Europea, informó la compañía lituana de ferrocarriles, no están afectados por la decisión.
Según el gobernador de Kaliningrado, Antón Alijánov, el bloqueo de la línea ferroviaria afectará a entre un 40 % y un 50 % de las importaciones de la región.
Tras conocerse el bloqueo, «todos acudieron a los comercios a comprar todo lo que pudieran», narró a The Moscow Times un residente.
Tras las primeras horas de confusión, llegó la calma: «Ahora todos se han calmado y están esperando a ver cómo acaba la situación».
Las reacciones al bloqueo no se han hecho esperar. El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, anunció que «Rusia reaccionará a estas acciones hostiles».
Las medidas «se aprobarán próximamente y sus consecuencias incidirán gravemente en la población de Lituania».
Según la agencia EFE, Lituania rechazó las amenazas rusas y defendió que no hay ningún bloqueo a Kaliningrado, solo la aplicación de las sanciones de la Unión Europea «contra algunos de los bienes, en particular el acero y los metales ferrosos», afirmó la primera ministra lituana, Ingrida Simonyte.
La Comisión Europea, por su parte, respaldó la postura lituana y, por medio de su portavoz, Eric Mamer, respaldó que «Lituania básicamente está haciendo lo que se supone que debe hacer bajo el régimen de sanciones».
Unas sanciones, recordó otro portavoz de la Comisión, Daniel Ferrie, en declaraciones recogidas por EFE, que «incluyen el tránsito de los bienes a través de los países de la Unión Europea».
El ministro de exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, insistió en que la medida es «simplemente la puesta en práctica de lo acordado por la Unión Europea».
Comentarios
tracking