19 de agosto de 2022

Una niña pequeña iraquí, refugiada en un campamento de Siria

Una niña pequeña iraquí, refugiada en un campamento de SiriaAFP

El hotel de Ruanda donde Johnson deportará a los inmigrantes se prepara para albergar a niños

Aunque el Gobierno de Reino Unido no expulsará a menores sin acompañar, no descarta deportar a familias con niños

Boris Johnson deportará a los inmigrantes ilegales a Ruanda, y ya está todo preparado. Varios hoteles en Kigali han sido designados para albergar a los solicitantes de asilo, mientras esperan a que se aprueben sus aplicaciones.
Sin embargo, y aunque en principio los afectados por esta polémica iniciativa serán solo los hombres adultos, se están llevando a cabo preparativos para albergar también a niños.
El complejo ‘Hope Hostel’ es uno de estos hoteles. Puede dar cabida a 100 huéspedes en 50 habitaciones, y tiene un restaurante y una sala de conferencias para que los inmigrantes puedan reunirse con sus abogados.
Su director, Elisee Kalyango, explicó al periódico británico The i que el centro «está dispuesto a acoger a personas de cualquier edad». Actualmente, está en construcción una pequeña zona de «ocio y deporte». Allí, según Kalyango, una cancha de baloncesto y un campo de futbol «darán apoyo a los niños». Agregó que, «si llegan niños», instalarán más infraestructura infantil.
Aunque el Gobierno de Reino Unido prometió que no mandaría a menores sin acompañar a Ruanda, no descarta deportar a niños junto a sus familias.
Según se apresuró a aclarar el portavoz del primer ministro Boris Johnson, el hotel «está diseñado para que haya de todo, de cara a cualquier eventualidad. Pero no mandaremos a niños sin acompañar».
«Sabemos que el 90% de los que cruzan el Canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones son hombres adultos. Son la mayoría para la cual estamos disponiendo todo. Es verdad sin embargo, que es necesario prepararnos para cualquier eventualidad», explicó el portavoz, refiriéndose a la llegada de menores a la costa británica como «eventualidad».
«Nuestra perspectiva es que, junto al Gobierno de Ruanda, hemos dado los pasos necesarios para asegurar que este lugar tiene todo lo necesario, y ofrece oportunidades para que los inmigrantes se instalen y vivan sus vidas. No olvidemos por qué hacemos esto: para evitar que más personas efectúen este peligroso cruce», agregó el representante del primer ministro británico.
De momento, el Hope Hostel, en español ‘Hostal Esperanza’, permanece vacío. El vuelo que iba a transportar a los inmigrantes hasta Ruanda no llegó a despegar, tras una intervención de último minuto del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Comentarios
tracking