09 de agosto de 2022

El edificio residencial de Odesa, tras el ataque

El edificio residencial de Odesa, tras el ataqueAFP

128 días de guerra en Ucrania

17 muertos tras el ataque de misiles ruso a unos apartamentos de Odesa

El ataque sucedió poco después de la retirada de las tropas rusas de Snake Island, a 40 kilómetros de Odesa

Son 17 muertos y decenas de heridos, balance letal del último ataque de Rusia al mar Negro. Una lluvia de misiles se cernió sobre una zona residencial de Odesa, a 40 kilómetros de Snake Island, y sembró el caos y la destrucción. No había pasado ni un día desde que las fuerzas del Kremlin se rindieron en el islote, y se lo cedieron a sus enemigos ucranianos.
Uno de los misiles rusos dio de pleno en el edificio de apartamentos de Bilhorod-Dnistrovskyi, de nueve pisos. El ataque provocó un incendio en una unidad de almacenamiento adosada, según denunció el ministerio de emergencias de Ucrania.
Serhiy Bartchuk, portavoz de la administración regional de Odesa, declaró ante la televisión local que ya estaba desarrollándose una operación de rescate, ya que varias personas habían quedado sepultadas bajo los escombros al colapsar el edificio.
Otro misil acertó en un complejo vacacional a orillas del mar Negro. Este segundo ataque mató, según Bartchuk, a tres personas. Entre ellas, un niño.
Las fuerzas de Rusia están concentradas en la región del Donbás, donde han redoblado sus ataques. El ataque a Odessa, al sur de país, sucedió poco después de la retirada de las tropas rusas de Snake Island, «un gesto de buena voluntad», según Moscú. Su intención era demostrar que no pretenden obstruir los puertos de Ucrania, ni impedir la exportación del grano.
Pero la versión de Ucrania es muy diferente; su presidente, Volodimir Zelenski, celebró la «victoria estratégica» y sostuvo que su ejercito expulsó a los rusos de Snake Island a través de ataques con misiles y artillería.
«No garantiza la seguridad, ni significa que el enemigo no vaya a regresar. Pero limita de forma importante las maniobras de los invasores. Paso a paso, los empujemos fuera de nuestros mares, nuestras tierras, y nuestros cielos», afirmó Zelenski durante su discurso de todas las noches.
Pero los ataques de Rusia siguen cayendo sobre otras partes del país ucraniano. La guerra, iniciada el 24 de febrero, suma ya miles de muertos, tanto militares como civiles. Las Naciones Unidas revelaron que más de 16 millones de ucranianos necesitan ayuda humanitaria.
Comentarios
tracking