18 de agosto de 2022

El enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura

El enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de MisturaGTRES

Crisis diplomática

El enviado especial de la ONU cancela su viaje al Sáhara tras su visita a Marruecos

Argelia y el Frente Polisario acusan a Rabat de «obstaculizar» el proceso de negociación, imponiendo «condiciones inaceptables»

La cuestión del Sáhara Occidental vuelve a enfrentar a Marruecos y Argelia, en un momento de máxima tensión tras el reconocimiento español del plan de autonomía marroquí para la región. En esta ocasión, ha sido el enviado de la ONU para el Sáhara, Staffan de Mistura, quien ha provocado este nuevo choque entre los dos países del norte de África al cancelar una visita –ya programada– a este territorio, tras su encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Burita, en Rabat.
Según han publicado medios marroquíes, de Mistura llegó el pasado sábado a la capital para «iniciar un nuevo diálogo» en torno al Sáhara Occidental «con miras a una solución política y negociada». En esta misma línea, el propio portavoz de Naciones Unidas (ONU), Stéphane Dujarric, durante una rueda de prensa el viernes, confirmó que el enviado de la ONU para el Sáhara viajaría a Rabat para «reunirse con funcionarios marroquíes», además de «visitar el Sáhara Occidental».
Staffan de Mistura, nombrado enviado especial de la ONU para el Sáhara en noviembre de 2021, tras el fracaso de sus antecesores, inició una gira para desbloquear las negociaciones sobre este territorio el pasado mes de enero. Según apuntó el portavoz de Naciones Unidas, «el enviado especial espera (con este nuevo viaje) profundizar en las consultas que ya inició entonces con todas las partes interesadas con la perspectiva de hacer avanzar constructivamente en el proceso político de la región».
Sin embargo, finalmente, de Mistura ni ha viajado al Sáhara ni tampoco ha contactado, al menos por ahora, con Mauritania o Argelia –dos países fuertemente involucrados en el conflicto–. La ONU no ha dado ninguna explicación del porqué de este cambio de planes, el portavoz de la organización se ha limitado a decir que el enviado especial «ha decidido no visitar el Sáhara Occidental durante su viaje, pero espera hacerlo en futuras visitas a la región».
Argelia culpa a Marruecos por este cambio de criterio. El enviado especial argelino para el Sáhara Occidental y los países del Magreb, Amar Belani, en declaraciones a la agencial oficial TSA, acusa a Rabat de «obstruir» y «echar por tierra la visita que Staffan de Mistura se disponía a realizar a Aaiún y Dajla –ciudades situadas en el Sáhara Occidental–».
Según explica el diplomático argelino, las autoridades marroquíes «querían imponerle condiciones inaceptables e impedirle así interactuar libremente con la sociedad civil saharaui». Por su parte, el Frente Polisario y en sintonía con Argelia también señala a Marruecos como el responsable de que el enviado especial de la ONU para el Sáhara no haya viajado, finalmente, hasta este territorio.
En un comunicado, Sidi Omar, el representante del Polisario ante Naciones Unidas, acusó a Marruecos de «impedir que de Mistura sea testigo de primera mano de la situación sobre el terreno», además desveló que Rabat ha tratado de establecer «condiciones previas sobre dónde debe ir y con quién debe reunirse durante su visita» al Sáhara Occidental, lo que habría desembocado en la cancelación del viaje por parte del enviado especial a esta región.
Comentarios
tracking