10 de agosto de 2022

El excanciller alemán Gerhard Schröder mantiene una relación de confianza con Putin desde la llegada al poder del ruso en 2000

El excanciller alemán Gerhard Schröder mantiene una relación de confianza con Putin desde la llegada al poder del ruso en 2000GTRES

Día 161 de guerra en Ucrania

El excanciller alemán Gerhard Schröder vuelve a lanzar un salvavidas a Putin: «Quiere una solución negociada»

Schröder defendió la puesta en marcha del gasoducto NordStream 2 y la compra de gas ruso para poner fin a la crisis energética

Cuestionado, criticado y defenestrado por la clase política y la sociedad alemana por su amistad con Vladimir Putin y sus negocios con Gazprom, el ex canciller alemán Gerhard Schröder ha vuelto a lanzar un salvavidas a Rusia: «Quiere una solución negociada» a la guerra de Ucrania, aseguró.
Schröder ha sido muy criticado, incluso repudiado por el Partido Socialdemócrata alemán (SPD), por sus vínculos económicos con Rusia y su amistad con el inquilino del Kremlin.
El parlamento alemán, el Bundestag, también lo privó de sus privilegios constitucionales como ex canciller al negarse a romper sus vínculos con Rusia por la invasión de Ucrania.
El Parlamento Europeo incluso llegó a debatir una propuesta para incluirlo entre los sancionados por sostener la guerra de Rusia, y aprobó una declaración no vinculante en ese sentido.
A Schröder se le ha responsabilizado de la fuerte dependencia de Alemania con el gas ruso al firmar, durante su mandato (entre 1998 y 2005), acuerdos con Rusia para construir los gasoductos NrodStream 1 y NordStream 2.
El ex canciller fue miembro del consejo de la compañía petrolera Rosnef, la más importante de Rusia, hasta el pasado mes de mayo, cuando renunció a su cargo debido a las fuertes críticas que estaba recibiendo en su país.
Durante una entrevista al semanario alemán Stern, recogida por la agencia EFE, Schröder declaró que «la buena noticia es que el Kremlin quiere una solución negociada».
Schröder, además, afirmó que se reunió con Putin la semana pasada, lo cual confirma que no solo no ha roto con el presidente ruso por su agresión a Ucrania, sino que mantiene sus vínculos con él y con Rusia.
El ex mandatario se alegró por el éxito del acuerdo entre Ucrania y Rusia, con mediación de Turquía, para abrir un corredor marítimo en el mar Negro que permita la exportación de grano ucraniano.
Schröder señaló que este acuerdo indica que «tal vez sea el momento de empezar a trabajar para lograr una tregua».
Asimismo, en la entrevista defendió el fin del veto al gasoducto NordStream 2 y la puesta en funcionamiento de esta infraestructura para comprar gas ruso y poner fin así a la crisis energética.
El Kremlin, por su parte, corroboró las palabras de Schröder y, por medio de su portavoz, Dmitri Peskov, aseguró que Rusia «está lista para una solución negociada bajo sus condiciones».
Esas condiciones son la renuncia de Ucrania a entrar en la OTAN, el desarme y eliminación del batallón Azov y otros grupos considerados «nazis» por Rusia, la desmilitarización de Ucrania, su neutralidad y el reconocimiento de la soberanía rusa sobre Crimea, el Donbás y todos los territorios ocupados por Rusia.
Comentarios
tracking