04 de febrero de 2023

Enrico Letta PD Italia

El candidato Enrico Letta durante un acto electoral del Partido Democrático@EnricoLetta

Elecciones en Italia

La alianza de centro izquierda implosiona en Italia y deja a la derecha vía libre hacia la victoria electoral

El bloque de centro izquierda se desmorona en Italia a menos de dos meses de las elecciones generales

Apenas ha durado unos días. Después de haber firmado un acuerdo con los liberales de Azione y de Più Europa para ganar a la coalición de derechas en las elecciones italianas del 25 de septiembre, el pacto ha saltado por los aires.
La espoleta que hizo explotar el pacto social-liberal ha sido el acuerdo alcanzado entre el Partido Socialdemócrata y las izquierdas de Sinistra Italiana, Impegno Civico y los verdes.
«No puedo seguir adelante con esa alianza» se justificó Carlo Calenda, líder de Azione. Sin embargo, el otro partido liberal, Più Europa, todavía no ha decidido si se mantiene fiel a lo firmado con los socialdemócratas o sigue el camino de Azione.
En cualquier caso, el descuelgue del carismático Calenda deja las opciones de Enrico Letta, cabeza de cartel del Partido Socialdemócrata, heridas de muerte.
Letta y Calenda

El liberal Carlo Calenda besa al socialdemócrata Enrico Letta tras alcanzar el pacto ahora rotoRedes sociales

Gracias al frente de partidos de centro izquierda y liberales, Letta se veía ya vencedor de las elecciones frente a Giorgia Meloni, líder del derechista Fratelli d’Italia (FdI) que encabeza las encuestas y que cuenta con el respaldo de los otros dos partidos conservadores: la Lega de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi.
La marcha atrás de Calenda no ha sentado nada bien a Letta: «Honor es respetar la palabra dada. El resto es populismo de élite», señaló en un mensaje difundido en Twitter. «Nosotros seguimos adelante en interés de Italia».
El fracaso del frente amplio de centro izquierda ejemplifica el caos político que persigue a Italia desde hace años y la fragilidad de las coaliciones, pactos y consensos políticos.
El mismo actual primer ministro, Mario Draghi, ha sido víctima de esa inestabilidad que le ha llevado a perder el gobierno después de que el Movimento 5 Stelle sepultara el consenso parlamentario.
En pleno proceso de derrumbe por la ruptura entre sus líderes, el exprimer ministro Giuseppe Conte y el actual ministro de Exteriores Luigi di Maio, el Movimento arrastró a todo el arco parlamentario a su crisis doméstica.
Sin embargo, Letta no se resigna a la derrota y ha iniciado contactos para restaurar los puentes con el Movimento 5 Stelle, rotos tras la caída de Mario Draghi.
Quien no parece muy por la labor, es el líder del Movimento, Giuseppe Conte: «Sólo puedo decir que este desastre político me queda muy lejos, a años luz del proyecto de reformas» emprendido por sus gobiernos.
Las puñaladas en el bloque de izquierdas se contemplan con regocijo en la alianza de centro derecha, donde las sombras que amenazaban su victoria electoral parecen haberse disipado.
Giorgia Meloni se congratuló en un mensaje publicado en Facebook por el «nuevo golpe de escena en la telenovela del centro izquierda». «Han abandonado a Letta en el altar y ya piensa en Conte, su viejo amor nunca olvidado», señaló con sarcasmo la líder del FdI.
El líder de la Lega, Matteo Salvini, difundió un mensaje en sus redes sociales donde señalaba: «En la izquierda, caos y todos contra todos. La Lega y el centro derecha, adelante juntos con el bien de Italia como único objetivo. El 25 de septiembre toca cambio».
En el partido de Berlusconi, Forza Italia, el coordinador nacional de la formación, Antonio Tajani, señaló en Twitter que los partidos de izquierda «se pelean por cualquier cosa y parecen incapaces de hacer ninguna propuesta a los italianos».
Comentarios
tracking