08 de diciembre de 2022

Fuego Zaporiyia Ucrania

Imágenes de satélite muestran los incendios que asedian la central nuclear de ZaporiyiaAFP

190 días de guerra en Ucrania

La central de Zaporiyia apaga uno de sus reactores nucleares antes de la llegada de la misión de la OIEA

Durante la mañana de este jueves se han registrado varios bombardeos que han desatado un importante incendio junto a la central

La llegada de los técnicos del Organismo de la ONU para la Energía Atómica (OIEA) a la localidad ucraniana de Energodar, ocupada por el Ejército ruso, donde se encuentra la central nuclear de Zaporiyia, está siendo caótica y accidentada.
Las tropas rusas han dado la «bienvenida» a los técnicos con bombardeos en la zona de la central desde las 5 de la mañana.
Los bombardeos han dejado un número no confirmado de bajas civiles y numerosos incendios junto a las instalaciones nucleares.
Las explosiones han obligado a la misión de la OIEA a retrasar el inicio de su labor de inspección.
Energoatom, la agencia ucraniana para la energía atómica, informó de que su personal, que todavía controla el funcionamiento de la central, se vio obligado a apagar uno de los dos reactores que todavía funcionan, de los seis con los que cuenta.
Fuegos Zaporiyia 2

Los incendios junto a la central de Zaporiyia se desataron tras un bombardeo rusoAFP

«Hoy, 1 de septiembre de 2022, a las 4:57 a. m. (hora local), como resultado de otro bombardeo de mortero por parte de las fuerzas de ocupación rusas en el sitio de la central nuclear de Zaporiyia, se activó la protección de emergencia y se apagó la quinta unidad de potencia operativa», señaló la empresa por medio de un comunicado.
Los funcionarios ucranianos acusaron a las tropas rusas de bombardear Energodar para impedir que se realice la inspección de la central nuclear.
El Ejército ruso, por su parte, acusó a las tropas ucranianas de enviar dos grupos de 60 saboteadores a la central de Zaporiyia a bordo de siete embarcaciones para causar daños en las instalaciones que los técnicos de la OIEA puedan atribuir a los ocupantes rusos.
Rafael Grossi, jefe de la OIEA y cabeza de la misión a la central nuclear de Zaporiyia, declaró que el equipo es plenamente consciente de los riesgos a los que se exponen.
«El comandante militar regional de Ucrania me ha informado de los riesgos que existen, pero, una vez valorados los pros y contras y una vez llegados hasta aquí, no nos vamos a detener», declaró antes de iniciar el traslado a Energodar.
Según el ministerio de Defensa ruso, «la situación en torno a la central atómica es complicada, pero está bajo control».
Comentarios
tracking