09 de diciembre de 2022

Las encuestas dan la victoria por el 45,9 % de los votos a la coalición de centroderecha que integran Meloni, Salvini y Berlusconi

Las encuestas dan la victoria por el 45,9 % de los votos a la coalición de centroderecha que integran Meloni, Salvini y BerlusconiAFP

Elecciones Italia

Así están las encuestas para las elecciones en Italia

Los sondeos dan una victoria amplia a la coalición de centroderecha, que volvería al poder 11 años después

Italia abre las urnas este domingo para elegir la composición de la Cámara de Diputados y el Senado para los próximos cinco años. Cincuenta millones de italianos podrán ejercer su derecho al sufragio tras una campaña electoral marcada por la desmovilización y por la previsible victoria de la coalición de centroderecha, que conseguiría una mayoría parlamentaria insólita gracias a la fragmentación de la izquierda y a una particular ley electoral.

Meloni lidera con claridad las encuestas

Los sondeos sitúan a Fratelli d'Italia como claro vencedor de los comicios. La formación liderada por la periodista Giorgia Meloni ha experimentado un ascenso meteórico en las encuestas, pasando del 4 al 26 % de intención de voto en apenas cuatro años. En su auge electoral ha sido esencial su papel de única oposición al Gobierno Draghi y la caída en picado experimentada por la Liga de Matteo Salvini.
El exministro del Interior perdió su momentum al provocar la ruptura del primer Gobierno Conte, ya que esperaba arrasar en unas elecciones que no se acabaron convocando. Su comportamiento errático durante la pandemia y sus claros vínculos con el entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, han desinflado sus expectativas electorales y lo han desplazado al cuarto puesto.
Por el contrario, la campaña electoral ha dado alas a un Movimiento 5 Estrellas que se encontraba en horas bajas por sus cuitas internas y su papel en la caída del Gobierno Draghi. Los 'grillinos' han recuperado un importante caudal de voto del sur del país –que ya le dio la victoria en 2018– y del electorado de izquierdas desencantado.
Su auge entre este electorado es también el fracaso de la principal formación del centroizquierda, el Partido Democrático. Su líder, el exprimer ministro Enrico Letta, ha hecho campaña defendiendo el legado y la agenda legislativa del Gobierno Draghi. No obstante, no ha conseguido conformar una coalición amplia ni constituirse como una alternativa sólida a Meloni.
Los estudios demoscópicos también dan el 7 % de los votos al «tercer polo» del exprimer ministro Renzi y su aliado Calenda (Acción) y a la Forza Italia de Silvio Berlusconi. El magnate de los medios de comunicación ha tenido en esta ocasión un papel testimonial en el espacio político que lideró entre 1994 y 2018, aunque la campaña le ha permitido demostrar que sigue en plena forma demostrando sus dotes como 'showman' en Tik Tok.

La ley electoral privilegia las coaliciones

La media de los sondeos publicados hasta el 9 de septiembre, día anterior a la entrada en vigor la prohibición de publicar encuestas en Italia, otorgan a la coalición de centroderecha el 45,9 % de los sufragios.
Este porcentaje de voto les podría conceder una 'supermayoría' de hasta 247 diputados gracias a la actual legislación electoral, que privilegia las coaliciones. Con su implementación en 2017 se buscaba apuntalar el bipartidismo y frenar al populista Movimiento 5 Estrellas.
La ley «Rosatellum» es un sistema mixto en el que el 61 % de los escaños son asignados por el método proporcional -en función del porcentaje de votos obtenidos- y el 37 % depende de circunscripciones uninominales, donde la coalición -no el partido- que saque un voto más se llevará el escaño.
El 2% restante –12 diputados y senadores– está reservado al voto en el extranjero. En estos comicios también se reduce en un tercio el número de parlamentarios, pasando de los 945 actuales a 600.

La fragilidad de los primeros ministros

Todo apunta a que Giorgia Meloni, exmilitante de las juventudes del posfascista Movimiento Social Italiano (MSI) y ministra con Berlusconi, podría convertirse en la primera 'premier' italiana mujer tras los comicios de este domingo.
La líder de Fratelli ha sido punta de lanza de la derecha en la batalla cultural bajo el lema «Dios, patria y familia» y ha sabido esperar su oportunidad. Al comenzar a liderar las encuestas, Meloni redobló su apuesta por el atlantismo y la bajada de impuestos.
No obstante, los precedentes no reman a favor de Meloni. Ninguno de los seis últimos primeros ministros italianos fueron cabeza de lista en unas elecciones. Esto se une al carácter volátil del cargo. Desde 1990, el país mediterráneo ha tenido 22 gobiernos diferentes, que han durado de media poco más de año y medio.
Comentarios
tracking