09 de diciembre de 2022

manifestación mujeres irán

Manifestaciones contra el régimen de los ayatolás en Erbil, capital del Kurdistán iraquíAFP

Qué está pasando en Irán

El pasado 13 de septiembre Mahsa Amini, de 22 años, fue detenida por la Policía Moral en Teherán por no llevar bien puesto el velo islámico. Llegó en coma al hospital y tres días más tarde falleció de un paro cardíaco

El pasado 13 de septiembre, Masha Amini, una joven de 22 años que pasaba unos días de vacaciones con unos familiares en Teherán, la capital de Irán, era detenida por la Policía Moral por llevar mal puesto el velo en público. Horas después Amini entraba en coma y tres días más tarde moría en el hospital.
Según ha reiterado en varias ocasiones el gobierno iraní, la muerte de la joven se produjo por una afección cardíaca inesperada. No obstante, la familia ha negado que Amini sufriera alguna enfermedad del corazón y son ya varias las asociaciones de derechos humanos las que aseguran que la joven recibió una brutal paliza por parte de las autoridades, la cual la condujo a la muerte.
De hecho, el periódico Irán Internacional, entre otros, ha publicado la tomografía computarizada del cráneo de Amani en las cuales puede apreciarse una fractura en el cráneo, una hemorragia y un edema cerebral causados por un trauma severo, lo que corrobora que la afirmación de la policía iraní no es cierta.
Según una fuente del hospital que habló con la publicación iraní, el «tejido cerebral fue aplastado después de múltiples golpes en la cabeza» , y agregó que Amini fue llevada al Hospital Kasra con muerte cerebral.

Las mujeres queman sus velos

En Irán es obligatorio que las mujeres lleven velo desde los siete años. Según explican desde Amnistía Internacional, la Policía Moral vigila a toda la población femenina, compuesta por 40 millones de mujeres y niñas. Los agentes tienen el poder de dar el alto a cualquier mujer y examinar su vestimenta, estudiando detenidamente cuántos mechones de cabello tiene a la vista, la longitud de sus pantalones o abrigos e incluso la cantidad de maquillaje que llevan.
El castigo por dejarse ver sin velo en público o, simplemente, por llevarlo mal puesto puede ser de detención, pena de prisión, multa o latigazos.
En los últimos años el movimiento de rechazo a las leyes del velo obligatorio ha ido aumentando. Ahora, con la muerte de Amani han sido muchas las que han decidido salir a las calles a protestar y dar visibilidad a este problema a través de las redes sociales.
Según las últimas informaciones, las protestas por la muerte de Mahsa Amini ya suman al menos 41 muertos y 1.186 detenidos tras nueve días. Como respuesta a las mismas, el Gobierno iraní movilizó este domingo a miles de ciudadanos a lo largo del país. Los manifestantes mostraron ejemplares del Corán, banderas iraníes y fotos de líder supremo, Ali Jamenei, en Teherán, donde marcharon al grito de «Muerte al alborotador» y «Muerte al sedicioso».

Temas

Comentarios
tracking