Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Cañón ucraniano

Artillería ucraniana dispara contra posiciones rusas en DonetskAFP

258 días de guerra en Ucrania

Rusia extiende los «dientes de dragón» por toda la Ucrania ocupada y fortifica sus posiciones

Las tropas rusas están fortaleciendo las defensas en Mariúpol ante una nueva contraofensiva ucraniana

Rusia se prepara para proteger los territorios ucranianos que mantiene ocupados de cara al parón de las operaciones militares durante el invierno y su reactivación en primavera.

El Kremlin cree que Ucrania retomará con fuerza sus contraofensivas a partir de primavera y que intentará realizar avances tan espectaculares como la ofensiva sobre Jarkov en septiembre.

Por ello, el Grupo Wagner, que está asumiendo el grueso de las operaciones rusas, ha iniciado la construcción de una nueva «línea Wagner» alrededor de la ciudad portuaria de Mariúpol.

La «línea Wagner» es un frente defensivo fortificado cuya construcción, vigilancia y financiación corre a cargo del Grupo Wagner.

El grupo de mercenarios está construyendo estructuras similares en Lugansk y Donetsk e, incluso, en la región rusa fronteriza de Belgorod.

Según la inteligencia militar británica, dos plantas industriales de Mariúpol «están produciendo estructuras antitanque piramidales de hormigón, conocidas como dientes de dragón» para construir las defensas rusas.

Señala el informe del ministerio de Defensa del Reino Unido que, además de en Mariúpol, se habrían instalado las estructuras «dientes de dragón» en la localidad de Nikolaske y en la localidad de Staryi Krym.

Junto con Jersón, la ciudad de Mariúpol es la plaza más importante de las ocupadas por Rusia en su invasión a Ucrania.

El dominio de Mariúpol ha permitido a Rusia establecer un puente terrestre para comunicar el territorio de la Federación Rusa con la península de Crimea, anexionada en 2015.

Mariúpol es clave para que Rusia mantenga las líneas logísticas hacia Crimea y las demás áreas ocupadas en Jersón y Zaporiyia.

Por ello, no quiere cometer el mismo error que en Jersón, que ya prácticamente ha dado por perdida ante el empuje ucraniano, y ha empezado a fortificarla ante la posibilidad de que las líneas ucranianas se acerquen a los arrabales de la ciudad.

Según el ministerio de Defensa británico, la construcción de estas líneas defensivas mediante el uso de dientes de dragón y la fortificación con búnkeres y trincheras «sugiere que Rusia está haciendo un esfuerzo importante para preparar defensas en profundidad detrás de su línea de frente».

El objetivo es «prevenir cualquier avance rápido de Ucrania en caso de avances» territoriales.

Comentarios
tracking