Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Un tanque ucraniano dispara hacia una posición rusa cerca de la ciudad de Bajmut

Un tanque ucraniano dispara hacia una posición rusa cerca de la ciudad de BajmutAnatolii Stepanov / AFP

356 días de guerra en Ucrania

Prigozhin, jefe de los Wagner, dice que Bajmut no caerá porque Ucrania recluta 500 soldados al día

Se tensan las relaciones entre las Fuerzas Armadas rusas y el grupo de mercenarios que comanda el «chef de Putin»

En Ucrania se libran dos guerras, la del campo de batalla entre los enemigos declarados y la que mantiene el grupo Wagner con el Ejército regular. Ésta última es reciente y se conoce desde hace poco.

Las fricciones empezaron empezaron a manifestarse con las críticas a la estrategia del Kremlin, continuó su escalada con el marginamiento progresivo de su máximo jefe, Yevgeny Prigozhin, del hasta entonces círculo estrecho de Vladimir Putin y se hizo evidente con los recurrentes éxitos que se atribuyeron uno y otro, en exclusividad, hasta de la misma batalla.

Tras seis meses de combates encarnizados y con la decisión de Ucrania de dinamitar el puente que une la ciudad con la de Kostiantínivka, la sensación de que Bajmut va a caer en breve se instaló de forma generalizada. La excepción ha resultado ser Prigozhim que se ha descolgado con unas declaraciones en su canal de Telegram donde descarta esa posibilidad de forma categórica.

La picadora de carne está funcionando

"Bajmut no será ocupado mañana porque hay una fuerte resistencia y masacre. La picadora de carne está funcionando”. Dicho esto, remató. «No estaremos celebrando en un futuro cercano.» Entre otras razones, puso sobre la mesa que Ucrania recluta 500 hombres por día.

Es cuestión de tiempo saber si acierta o se equivoca. En cualquier caso, las tensiones no van a terminar y alguien tiene que terminar derrotado en este abierto enfrentamiento entre los mercenarios de Wagner y las Fuerzas Armadas rusas.

Resulta difícil resistir más tiempo con, en sentido figurado, el fuego cruzado entre unos y otros. El domingo pasado Prigozhin se despacho a gusto en Telegram, su red social favorita, y reclamó la autoría de la conquista de Krásnaya Gorá. En simultáneo el Ejército proclamaba que sus tropas eran las que habían conquistado esta pequeña localidad a poca distancia de Bajmut, en la región oriental de Donetsk.

Algo parecido sucedió con la toma de Soledar, enclave emblemático de Ucrania ocupado por Rusia en enero. El ejército marginó a los Wagner del anuncio mientras ellos reivindicaban la hazaña.

Yevgueny Prigozhin anunció la conquista de la ciudad mediante un vídeo grabado en la mina de sal de la localidad, pero las agencias rusas no mencionaron al grupo Wagner y el comunicado oficial era explícito al afirmar que la conquista «fue posible gracias a los continuos ataques a las posiciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania de la aviación rusa, las fuerzas rusas de misiles y la artillería».

Lo que pasé con Bajmut no tardaremos en saberlo, pero no parece descabellado pensar que se repitará la historia de Soledar y de Krásnaya Gorá: unos y otros dirán que la conquista fue suya.

Comentarios
tracking