Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

María Corina Machado, líder de Vente Venezuela

María Corina Machado, líder de Vente VenezuelaComando de Campaña

Entrevista | Precandidata a las elecciones de Venezuela

María Corina Machado: «Me hace feliz que me llamen la Dama de Hierro de la oposición»

Favorita en las encuestas, la líder de Vente Venezuela, cree en las primarias como un medio para recuperar la unidad y la confianza en la oposición, pero pide excluir al chavista Consejo Nacional Electoral

María Corina Machado, es una líder política de 55 años, madre de tres hijos, exdiputada, profesora e ingeniera industrial venezolana. La mujer que podría aspirar a suceder a Nicolás Maduro, también es especializada en finanzas, fundadora del movimiento político Vente Venezuela, cofundadora de la asociación civil Súmate e integrante de la plataforma ciudadana Soy Venezuela.
Elegida diputada de la Asamblea Nacional por el estado de Miranda, inició su mandato en enero de 2011. Ese año se convirtió en la candidata más votada de la historia de la Cámara.

Machado se encuentra en la lista de las 100 mujeres más influyentes e inspiradoras del mundo, según la BBC

Muy activa en la lucha contra el régimen, pero al margen de la estrategia de la oposición venezolana -representada por el G4 que integran cuatro partidos opositores-, María Corina se ha convertido en una de las voces más radicales y críticas contra lo que ella denomina «el gobierno criminal», pero también contra los partidos de oposición que han sucumbido ante él.
Hoy aparece como favorita entre los precandidatos inscritos para las Elecciones Primarias, donde la oposición escogerá a su candidato presidencial para enfrentar al gobierno en el 2024.
–La han llamado «villana y Dama de Hierro» de la oposición venezolana, ¿Se identifica con alguna de estas expresiones?
–A mí me ha tocado romper paradigmas, vencer resistencias y prejuicios por mi familia, por los estudios que he hecho, por ser mujer y por mi forma de ser: directa y a veces radical. Pero si se refieren a mí con términos como hierro y acero, me siento feliz por eso, por la firmeza y confiabilidad que esos materiales representan.

No soy de izquierdas ni de derechas pues eso ya no existe

Ideológicamente hablando soy liberal, creo en la democracia, en el Estado de derecho, en la propiedad privada y en el mercado, pero no soy de izquierdas ni de derechas pues eso ya no existe. Mi ideología tiene más que ver con la ética y la espiritualidad. Me conecto con la gente desde allí, con toda mi emocionalidad.
¿No cree que es hora de aclarar a qué se refiera cuando habla de recurrir a la «fuerza»?
–Para mí la fuerza a la que me refiero proviene de la moral, de lo espiritual. De la ética, de la intelectualidad y de las voluntades que por sí solas son potentes, pero que organizadas se vuelven invencibles, como veo que está ocurriendo ahora. Es el gobierno el que utiliza y seguirá usando la fuerza de las armas, la violencia, la coacción, el miedo, la corrupción y la represión como medios para gobernar, pero ahora tendrá que enfrentarse con la fuerza de un pueblo organizado.

El país le va a pasar por encima a todos los que intenten sabotear las primarias, no les va a perdonar su infidelidad

–¿Qué pasa con el actual liderazgo opositor?
–El G4 [cuatro partidos opositores] es parte del sistema que estamos enfrentando. El país le va a pasar por encima a todos los que intenten sabotear las primarias, no les va a perdonar su infidelidad. Cuatro individuos no pueden contra la voluntad del pueblo opositor. La sociedad venezolana esta super clara, aunque ha sido muy doloroso entender que hay gente, en la que creíamos, que decidió dejar la lucha y aliarse con el enemigo.
Hemos hecho cosas maravillosas, hemos tenido fracasos y de ellos hemos aprendido. Ahora nuestra meta es lograr una dirección política confiable, no solo para los venezolanos sino también para los actores internacionales, algunos de los cuales se sienten defraudados. Hoy se está produciendo el encuentro de mucha gente que compartimos valores, aunque hayamos estado en aceras distintas.
–¿Las primarias son un fin o un medio?
–No confundir el fin con los medios. El fin es sacar a estos criminales del poder, desmontar este sistema de crueldad, oscuridad y corrupción para poder recuperar todo lo que deseamos para nosotros y para el país.
No estamos luchando contra una dictadura tradicional, sino con una organización del odio y la maldad, que se ha dedicado a la destrucción sistemática e intencional del país.
Los medios son diversos y los hemos probado todos: elecciones, protestas, presiones internacionales y sanciones, diálogos y negociaciones.
El valor de las primarias es que constituyen el medio del que disponemos hoy para construir la unidad y restituir la confianza, pero sobre todo y más importante, construir la fuerza que requerimos para salir de este gobierno y recuperar el país. Es la fuerza moral que deriva de una conducción política seria, que involucra a todos.

Los venezolanos que están afuera deben votar pues ese es un derecho humano

Las primarias, sin el CNE [Consejo Nacional Electoral], significan un desafío de la gente al sistema del mal y a la dictadura. Los venezolanos que están afuera deben votar pues ese es un derecho humano. Sabemos que el gobierno no quiere que los venezolanos voten, pero es inconcebible que seamos nosotros los que le neguemos el derecho a votar a la cuarta parte de los venezolanos que hoy están en el exterior y en ese sentido la Comisión de Primarias tiene una enorme responsabilidad histórica.
Me opongo al voto en manos del CNE; creo en el voto manual, en manos de la gente; de lo contrario estaremos derrotados antes de empezar.

El régimen y sus cómplices harán todo lo posible para que no haya Primarias, para impedir mi participación

–¿Cuál cree que será la estrategia del gobierno?
–El régimen y sus cómplices harán todo lo posible para que no haya Primarias, para impedir mi participación y que ganemos, no yo, sino este movimiento de movimientos que se ha desatado y que ya comenzó a manifestarse con toda su fuerza. Yo defiendo el derecho de todo venezolano a ser electo, el pueblo habilitará con su voto en las primarias a quienes hoy están inhabilitados.
–Juan Guaidó se ha referido al conocido «Plan País» para la transición, y Henrique Capriles anunció que en dos meses habrá Asambleas Populares en todo el país para elaborar su Programa de Gobierno. ¿Usted tiene un Plan?
–Todos sabemos que con el gobierno actual no hay solución a los problemas y a la crisis que ellos mismos crearon. Tenemos la experiencia de lo que ha ocurrido en los países donde se instaló ese modelo socialista en cualquiera de sus formas; de la brecha abismal que existe entre un pequeño grupo que vive de manera obscena y el resto de los venezolanos que viven en la miseria.
Lo que nosotros necesitamos saber para sacar al país de este marasmo, ya lo sabemos, y estamos convencidos de que es posible recuperarnos, si somos firmes y perseverantes, disciplinados, organizados y con la convicción de que podemos ganar. Podremos, entonces, elegir una nueva dirección y liderazgo político, asociado a un equipo, a una estrategia para enfrentar al régimen, y a un plan de desarrollo y transformación de Venezuela, luego que los saquemos del poder.

Nuestro proyecto se llama Venezuela Tierra de Gracias y es el primer proyecto de desarrollo liberal en nuestro país

Construiremos así, una sociedad rica en todos los sentidos, donde el Gobierno ocupe su lugar; una sociedad donde la gente sienta que tiene las riendas de su presente y su futuro, y no el gobierno o el partido. Nuestro proyecto se llama Venezuela Tierra de Gracias y me emociona mucho pues es el primer proyecto de desarrollo liberal en nuestro país.
–¿Cómo percibe usted el papel de los aliados internacionales: EE.UU. y la UE? ¿Ha mantenido contacto con ellos y particularmente con España?
Si, he mantenido contactos políticos con funcionarios, personalidades y organismos académicos en España, así como con el Parlamento Europeo, en particular acerca de la sensibilización sobre la importancia del voto de los emigrantes, respecto al cual ya hemos encontrado apoyo, incluso en cuanto a la logística.
También hemos conversado con relación al problema de seguridad internacional que Venezuela representa en la actualidad, por sus fuertes vínculos con los enemigos de la democracia y la libertad en el mundo. Mi propósito es recuperar la confianza y este proceso de primarias nos permitirá recuperar y re-energizar los vínculos con los aliados convencionales y no convencionales.
Comentarios
tracking