Fundado en 1910

16 de junio de 2024

Juan Guaidó, líder opositor venezolano

Juan Guaidó, líder opositor venezolano, en un momento de la entrevista con El Debate

Entrevista

Juan Guaidó: «Las primarias de la oposición no pueden ser la próxima víctima en Venezuela»

El hasta hace poco presidente interino advierte que es inaceptable no elegir un candidato por votación y dejar que los tres principales partidos políticos impongan el suyo

En enero del 2019, Juan Guaidó Márquez, un joven ingeniero industrial y líder poco conocido del partido Voluntad Popular, sorprendió a Venezuela al ser designado presidente de una Asamblea Nacional dominada por una mayoría de opositores al régimen de Nicolás Maduro.

Una segunda sorpresa ocurrió ese mismo año. La Asamblea, en la recta final de su gestión, creó la figura de «Gobierno interino», designó a Guaidó como su presidente y diseñó la «hoja de ruta» con el objetivo de lograr la transición a la democracia.

Pasaron cuatro años desde entonces y en diciembre de 2022, el Gobierno interino fue disuelto y Guaidó desplazado de la presidencia de la Asamblea Nacional de 2015 por una nueva Junta Directiva en el exilio.

La lucha no es entre nosotros, es con Maduro

–Algunos analistas han caracterizado este momento político como 'el auge y la caída de Guaidó'. ¿Es así, o se trata del cierre inevitable de un ciclo y el inicio de otro?

–Estamos ante un nuevo ciclo político que venía gestándose desde hace 30 años y que hoy adquiere características inéditas. Para mí, se trata de no claudicar ante la dictadura y avanzar de manera inmediata en el trabajo de reconstruir la unidad, con la gente, para la celebración de las primarias.

Tenemos el reto de enfrentar y derrotar a Maduro, la lucha no es entre nosotros, es con Maduro. Como mayoría organizada el reto es enorme y debemos comenzar ya a generar alternativas para el país, llenar el vacío que se ha creado y crear espacios de participación para la gente.

Falta poco más de un año para la elección presidencial que nos deben. Sé que suena muy lejano, pero está a la vuelta de la esquina y ¡ojo, no la adelanten!

–¿De qué unidad nos habla?

–Es difícil hablar de unidad cuando los líderes de tres partidos que dirigen la mayoría parlamentaria llevan más de 20 años tomando decisiones sin rendir cuentas. Ellos han decidido darle la espalda a la Constitución, señalar culpables, hacerle una concesión a Maduro y priorizar el interés político sobre la lucha común.

Reconozco que en esas agrupaciones políticas, y fuera de ellas, hay personas intachables, con vocación, que hoy se sienten aturdidas con todo esto y hay un debate intenso. La unidad de la que tanto se habla debe trascender, no con base en los intereses de los tres o cinco hombres que dirigen esos partidos. Esa unidad no ha sido suficiente y así, es insostenible.

Hay que trascender esta pugna pequeña de intereses político-partidistas, para poner a Venezuela como principal interés de todos

Hoy es evidente que a pesar de todos los esfuerzos que hemos hecho durante años para sostener la unidad en un acuerdo de gobernabilidad que incluyera a todos, vemos que solo cuando estábamos en la cresta de la ola compartían los aciertos, pero ahora ninguno quiere asumir la responsabilidad de los errores ni sus consecuencias.

La unidad contra la dictadura es un deber de todo el que luche por la democracia

–Entonces, ¿para qué buscar esa unidad?

–La unidad contra la dictadura es un deber de todo el que luche por la democracia, pues es la principal herramienta para elegir un nuevo liderazgo, lograr la unión para enfrentar y vencer al régimen.

Las primarias no pueden ser la próxima víctima de los jefes de tres partidos políticos que apuestan a algo diferente de lo que desea el pueblo venezolano. Por eso, para que se cumpla el acuerdo de realización de esas votaciones, del próximo junio, respetando la autonomía de la Comisión Organizadora, solicitamos la publicación inmediata del calendario y avanzar a partir hoy mismo.

–¿Cómo se elegirá, finalmente, al candidato opositor a las presidenciales de 2024?

–Las primarias son la principal y mejor herramienta de las que disponemos. Ciertamente, sabemos que el Gobierno encargado, las sanciones, las elecciones, la unidad que hemos tenido, no han sido suficientes, pero hay cosas que rescatar de cada una de ellas.

Hoy las primarias son nuestro mejor instrumento de participación y unificación de la gente

La dirección política tiene la gran responsabilidad con el pueblo, de alcanzar acuerdos de gobernabilidad y de atender la crisis humanitaria.

Así que, en este contexto, la propuesta de elección de un candidato por acuerdo de esos tres partidos, resulta inaceptable pues coarta la participación y desmoviliza a la gente. Aún está fresca la experiencia de las últimas elecciones de gobernadores. Debemos aprender de esa lección que nos dio el pueblo.

–¿Estas tres semanas de protestas crecientes, tanto en frecuencia como en tamaño, son un nuevo elemento en esta etapa de la lucha?

–En realidad, las protestas no son nuevas. En los últimos años las protestas empresariales, gremiales, sociales y estudiantiles fueron miles. Son una variable de resistencia e indicadoras de las reservas morales del pueblo, de una búsqueda activa del respeto a sus derechos y también de sus reivindicaciones propias, pero que van más allá de lo salarial y apuntan a la recuperación definitiva de la democracia, pues solo allí se pueden ejercer con plenitud los deberes y derechos.

Así que no me sorprenden las protesta. Me sorprendería que alguien se sorprenda del pundonor y la capacidad de resistencia de la sociedad venezolana, que ha demostrado una y otra vez.

–¿Ha tomado contacto con los gobiernos de los países aliados?

–Mis contactos con gobiernos e instituciones aliadas en el exterior, siguen activados, aunque ahora desde el ejercicio de mis deberes y derechos como ciudadano. Especialmente luego de haberse cometido el error de disminuir la representación del Gobierno encargado, ante los gobiernos e instituciones internacionales.

En ese sentido he realizado contactos con las cancillerías, los parlamentos y con grupos políticos y actores relevantes, en España, Francia, Inglaterra y los Estados Unidos, que se extenderán muy pronto a otros países aliados.

Maduro quiere que bajemos la cabeza, y aunque algunos han decidido hacerlo y unos pocos resignados prefieren capitular, sé que somos millones los que vamos a mantenerla en alto

–¿Cómo se puede evitar que la desmotivación se extienda en el pueblo opositor, ahora que se acerca la confrontación definitiva?

–En estos momentos muchos pueden caer en desesperanza o creer que nada va a cambiar; hay que enfocarse en un futuro posible. Maduro quiere que bajemos la cabeza, y aunque algunos han decidido hacerlo y unos pocos resignados prefieren capitular, sé que somos millones los que vamos a mantenerla en alto desafiando a los responsables del dolor.

Mi compromiso con Venezuela no terminó con la inconstitucional disolución del Gobierno interino. Todo lo contrario, se multiplica. Seguiré acompañándolos, no están solos, pues mi corazón está con y en Venezuela.

Comentarios
tracking