Fundado en 1910

19 de abril de 2024

Una camisa con el logo del grupo Wagner en una tienda de Moscú

Una camisa con el logo del grupo Wagner en una tienda de MoscúAFP

El Grupo Wagner regresa a Ucrania purgado, domesticado y con nuevo nombre

El Kremlin ha destacado en Avdiivka al Cuerpo Expedicionario, antiguo Grupo Wagner, y está entrenando a miles de nuevos combatientes para esta unidad

Quienes pensaron que el Grupo Wagner estaba acabado con la muerte de sus fundadores y máximos responsables, Yevgueni Prigozhin y Dmitry Utkin, estaban equivocados.
Apartados durante meses del frente ucraniano, Moscú habría vuelto a recurrir a los mercenarios Wagner para reforzar su impulso en la guerra y, sobre todo, para someter a gobiernos africanos a cambio de dar estabilidad a sus regímenes frente a los grupos rebeldes.
Sin embargo, el nuevo Grupo Wagner no es el mismo que comandaron Prigozhin y Utkin. En primer lugar, el Kremlin ha integrado las estructuras del grupo de mercenarios en su alto mando militar.
No solo eso, sino que le ha cambiado el nombre por el de Cuerpo Expedicionario, un nombre que Rusia tiene connotaciones zaristas.
El Cuerpo Expedicionario se concibió como una nueva unidad dirigida a ampliar la influencia del Kremlin en África y permitiendo a Moscú el acceso a explotaciones mineras y otras fuentes de materias primas africanas.
Pero, por su estructura, sus integrantes, su línea de mando y su zona de implementación, el Cuerpo Expedicionario es la reconversión del Grupo Wagner en una unidad más dócil a la voluntad del Kremlin y 100 % controlada por el Estado ruso, sin riesgo de rebeliones, egos mesiánicos ni actitudes contestatarias o críticas.
En definitiva, un Grupo Wagner domesticado con una misión muy concreta: ser la punta de lanza del colonialismo ruso en África bajo la dirección de Andrey Averyanov, el jefe del Departamento Principal de Inteligencia al que se señala como cerebro del envenenamiento con novichok del ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido en 2018.
Según señala la BBC, el Cuerpo Expedicionario ha ofrecido «paquetes de supervivencia del régimen» a gobiernos africanos donde el Grupo Wagner estaba ya implantado.
¿Qué obtiene Rusia a cambio de sostener a los corruptos y dictatoriales gobiernos africanos?: acceso ilimitado a sus recursos naturales, cuyos beneficios se dedicarán al 100 % a alimentar las voraces arcas rusas y su economía de guerra.
Mediante esta herramienta, Rusia trata también de expulsar a las empresas occidentales con inversiones en África occidental y sustituirlas por empresas rusas, de manera que se compense en parte a la engordada oligarquía rusa golpeada por las sanciones a Rusia tras la invasión de Ucrania.

Regreso a Ucrania

Con todo, la noticia ahora es el regreso del Grupo Wagner, bajo la fórmula del Cuerpo Expedicionario, al campo de batalla ucraniano.
Según el GUR (la Inteligencia de Defensa de Ucrania), el alto mando ruso habría desplazado a miembros del Cuerpo Expedicionario al frente de Avdiivka, conquistada por Rusia la semana pasada.
Por lo demás, sus métodos siguen siendo los mismos que ya se vieron en el asedio y asalto de los mercenarios Wagner a la ciudad de Bajmut el año pasado: asalto, tras asalto, oleada tras oleada hasta doblegar a las defensas ucranianas y conquistar la plaza a costa de unas insoportables bajas en las propias filas.
El resultado es el avance, la conquista de la plaza a ocupar tras meses de combates y a un altísimo precio para ondear la bandera rusa sobre una montaña de cadáveres.
Comentarios
tracking