Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Las fuerzas ucranianas se preparan para frenar una nueva gran ofensiva rusa

Las fuerzas ucranianas se preparan para frenar una nueva gran ofensiva rusaAFP

Arrecia el hambre de conquista de Rusia frente a una Ucrania indefensa

El comandante de las fuerzas ucranianas identifica cuál es el próximo objetivo de las fuerzas rusas y anuncia una sangrienta batalla inminente

El reciente ataque de Irán a Israel ha desviado la atención, nuevamente, de la guerra de Ucrania a la crisis en Oriente Medio.
Sin embargo, el conflicto con Rusia continúa y la situación es, cada vez, más compleja para las fuerzas ucranianas, que están en riesgo de colapso.
El comandante de las fuerzas ucranianas, el coronel general Oleksandr Syrskyi, afirmó que Rusia se ha marcado como nuevo objetivo inmediato la captura de la ciudad de Chasiv Yar antes del 9 de mayo, fecha en que Rusia celebra el Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial.
Chasiv Yar es un pequeño núcleo de población situado en la región de Donetsk y que se encuentra en plena línea de frente tras los avances territoriales rusos de los últimos meses.
Desde hace semanas, las fuerzas rusas se han afanado en bombardear el entramado urbano de la localidad de modo sistemático, lo que ya parecía apuntar a que su conquista se había convertido en una prioridad para el Kremlin.
Metro a metro, localidad a localidad, Rusia avanza de forma imparable y constante ante la impotencia de unas fuerzas ucranianas que ya han agotado sus municiones y en serio riesgo de colapso.
Para evitarlo, el alto mando ucraniano está reforzando su red de fortificaciones en Dontesk, algo que permitiría retrasar el avance ruso, pero no abortarlo.
Según el coronel general Oleksandr Syrskyi, Rusia pretende apoderarse de Chasiv Yar en tan solo tres semanas y media, lo que implicaría una gran operación rusa con la implicación de decenas de miles de tropas y unas bajas enormes.
«La amenaza sigue siendo relevante, teniendo en cuenta el hecho de que los altos mandos militares rusos han asignado a sus tropas la tarea de capturar Chasiv Yar antes del 9 de mayo», declaró en un comunicado en Telegram.
Sería la tercera gran conquista rusa en el este de Ucrania desde la conquista de Bajmut en mayo de 2023 y la de Avdiivka en febrero de 2024.
También el presidente ucraniano Volodimir Zelenski advirtió que «estos días, especialmente en la zona de Donetsk, la situación se está agravando».
El Kremlin quiere aprovechar la escasez de municiones de las fuerzas ucranianas para conquistar la mayor cantidad de tierra posible y tratar de romper las líneas ucranianas.
Una ruptura de líneas ucranianas daría a Rusia la posibilidad de un avance rápido y casi sin resistencia en profundidad hacia el oeste ucraniano, en áreas donde las fuerzas ucranianas no han establecido defensas y con una orografía más propicia para los rápidos avances.
Comentarios
tracking