Fundado en 1910

23 de mayo de 2024

El primer ministro australiano Anthony Albanese homenajea a las víctimas

El primer ministro australiano Anthony Albanese homenajea a las víctimasAFP

La Policía de Australia identifica al asesino de mujeres del centro comercial de Sídney

El asesino era un hombre con problemas mentales desde la adolescencia que actuó con la intención de matar a mueres, afirmó la Policía

La policía identificó al autor del apuñalamiento mortal el domingo en un centro comercial de Sídney con Joel Cauchi, una persona sin hogar de 40 años y con problemas de salud mental.
El individuo comenzó a apuñalar a mujeres en el centro comercial de Westfield Bondi Junction y, como resultado, han muerto cinco mujeres y un hombre, y un bebé ha resultado gravemente herido.
El comisionado asistente de la Policía del Estado australiano de Nueva Gales del Sur, Anthony Cooke, afirmó que «seguimos trabajando en la elaboración del perfil del delincuente, pero (...) parecería que esto está relacionado con la salud mental del individuo involucrado».
Cauchi dormía habitualmente a la intemperie y no tenía historial delictivo no casos por posesión de armas.
Sí tenía, en cambio, un historial de problemas de salud mental desde adolescente, afirmó su familia.
Su padre declaró a la televisión 9 News de la CNN que se sentía «desconsolado» por las víctimas y sus familiares. «Esto es tan horrendo que ni siquiera puedo explicarlo. Para ti no es más que un monstruo. Para mí era un niño muy enfermo».
La Policía trabaja con la hipótesis de que el agresor acudió con un plan para asesinar mujeres y que, por lo tanto, se trataría de un feminicidio.
Según la narración de los hechos facilitada por la policía, Cauchi viajó en marzo desde el Estado de Queensland hasta la ciudad de Sídney, donde alquiló un pequeño almacén.
El agresor accedió al Westfield Bondi Junction a las 15:10 del sábado y, tras merodear unos minutos por el centro comercial, empezó a atacar a mujeres con el cuchillo.
El asesinó mató en el acto a cuatro mujeres y un hombre, mientras que una quinta mujer murió horas después en el hospital.
Además, causó heridas a otras doce personas, entre ellos un bebé de nueve meses. El bebé tuvo que ser operado de urgencia para salvarle la vida y su vida ya no corre peligro.
Este caso es, quizás, el más dramático del momento. Tras ser herida de forma mortal y consciente de que ya no podía ocuparse de su hija también malherida, la madre entregó al bebé a un desconocido para que se encargara de ella.
Rápidamente se desplegó un operativo policial. La inspectora de policía Amy Scott fue la primera en llegar al lugar y se enfrentó sola al atacante.
Scott abrió fuego contra el asesino cuando se abalanzó sobre ella con intención de apuñalar. Consciente de la gravedad de las heridas de bala, la policía intentó reanimarlo, pero era ya tarde y murió instantes después.
Comentarios
tracking